Renfe ha empezado su lavado de cara. Un año y medio después de que se anunciara la transformación de la pagina web, la empresa ha lanzado los primeros cambios. La primera apuesta ha sido un diseño más limpio, con el que se pretende mejor la experiencia del usuario.

El principal cambio es la estructura de la información y, ahora, la configuración del viaje es el protagonista indiscutible de la página web, ubicado en la parte superior de la página. Renfe ha asegurado en un comunicado que esta transformación mejora la navegabilidad y el uso de la página respecto a la versión anterior. Además, permite a los pasajeros realizar "una consulta de información más intuitiva, sencilla y rápida".

Además, el proyecto encargado a la empresa Everis promete una personalización de la información y los servicios en función de los hábitos y preferencias de cada usuario.

Estas novedades son solo la primera fase de una serie de cambios que, aseguró la compañía, llegarán este otoño y que mejorará la venta de billetes online. La estrategia, que cuenta con un presupuesto de 700.000 euros, se ha convertido en una de las grandes apuestas desde que Renfe canalizo el 60% de sus compras desde su página web. Sin embargo, al menos hasta ahora, su funcionamiento ha sido criticado muchas veces en redes sociales por sus repetidos fallos.

Paralelamente, la empresa anunció que está desarrollando una aplicación de movilidad para que los usuarios puedan comprar desde billetes de tren y de otro tipo de transportes, aunque por el momento no han dado más detalles sobre la plataforma.

Renfe entra en la 'nueva normalidad'

El lanzamiento de la página ha llegado un día después del final del estado de alarma por la crisis del coronavirus. Desde ayer, se ha recuperado la movilidad en todo el país y, con ello, se espera que muchos españoles empiecen a moverse por las diferentes comunidades.

La estrategia digital de Renfe es una de las ramas de la estrategia de la empresa que incluye también el AVE low cost, AVLO, que iba a estrenarse en abril de este año pero ha sido aplazado por la pandemia del coronavirus.

Por otro lado, la transformación digital de Renfe, que concluirá en octubre, tendrá lugar justo antes de que se liberalice el transporte de viajeros en tren, el próximo mes de diciembre. A partir de entonces, podrán entrar nuevos operadores en el mercado, lo que puede cambiar radicalmente la importancia de Renfe en el sector.