Entre los primeros relojes con Android Wear llegaron al mercado con un procesador para móviles de gama media porque no había chips dedicados a esta nueva categoría de muy bajo consumo. Aunque esto cambió con la llegada de los primeros chips Snapdragon Wear, no ha sido hasta ahora que el gigante de los chips se decide a renovar a fondo su catálogo. Y esto es lo que hace finalmente con los Qualcomm Snapdragon Wear 4100 y 4100+.

Estos nuevos SoCs para smartwatches y dispositivos wearables son, como es de esperar, más potentes. Pero también dan, al fin, una renovada vida a la eficiencia energética que requieren estos dispositivos. Mientras que los procesadores móviles más modernos ya esperan fabricarse este año en un proceso de 5 nanómetros, los últimos Snapdragon Wear 3300 –de hace ya casi dos años– todavía se mantenían en los 28 nm. Hasta ahora, cuando los Wear 4100 aterrizan en 12 nanómetros.

Snapdragon Wear 4100, ¿la nueva referencia a buscar?

Qualcomm

Los cambios en esta nueva generación llegan en múltiples frentes, y a buen seguro representarán todo un soplo de aire fresco para los dispositivos con Wear OS y relojes deportivos más avanzados. La nueva arquitectura mantiene cuatro núcleos, pero reemplaza los vetustos Cortex A7 del Wear 3100 por unos más recientes Cortex A53. Estos núcleos ARM están diseñados con la eficiencia energética en mente.

Además, Qualcomm insiste con su núcleo de apoyo. Al igual que en los chipsets para móviles, acompañará esta vez al procesador principal con un Cortex M0, que dicen haber mejorado ampliamente. Este es ahora capaz de procesar hasta 64 mil colores, en lugar de los 16 de la versión anterior. Este último dato parece prescindible, pero permitirá watchfaces más ricos con un menor consumo energético, así como mostrar mapas más detallados en tiempo real sin apenas gastar energía. Este chip ‘Always-On’, estará disponible únicamente en el Snapdragon Wear 4100+.

Qualcomm

En cuanto al resto del chip, cuenta con una gráfica también más ambiciosa y una memoria integrada también mucho más rápida. En este sentido, Qualcomm apunta a algunas métricas más que interesantes: CPU y memoria hasta un 85% más rápidas, GPU hasta un 150% superior y un ISP para el procesado de imágenes capaz de gestionar sensores con el doble de resolución, hasta 16 MP. Todo ello, incluso mejorando la eficiencia energética en hasta un 25%.

Independencia del móvil

Además, los nuevos Wear 4100+ contará con conectividad 4G integrada. Esto permitirá a los smartwatches que lo incorporen ser totalmente independientes del móvil. Qualcomm apunta hacia algunos de sus usos, como streaming de música en movilidad, asistentes de voz, envío de mensajes o compartir la ubicación en tiempo real.

Todas estas características serán muy bien recibidas, especialmente por los usuarios que practican deporte al aire libre. Además, Qualcomm apunta a reducciones en el consumo al realizar este tipo de procesos en hasta un 40%.

Uno de los grandes conflictos de los relojes inteligentes es la duración de su batería. El fabricante de procesadores avisa, que a partir de los Qualcomm Snapdragon Wear 4100 será posible alcanzar hasta una semana de autonomía en el modo de bajo consumo. Aquí, como novedad, soportará un mayor número de funciones, como el conteo de pasos y monitorización del pulso, gestionar las alarmas o recordatorios y más.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.