Estados Unidos rectifica parcialmente en el veto impuesto a las relaciones comerciales de Huawei con tecnológicas locales. Lo hace tras las duras críticas a la implantación del veto a la compañía por parte de las propias organizaciones de innovación estadounidenses. Estas han llegado a tildar de «disparos en el pie» a las medidas que recaen sobre sus exportadores tecnológicos.

Según informaba Reuters a comienzos de esta semana, y tal y como ha sido ratificado por el propio Departamento (ministerio) de Comercio, se permitirá a las compañías estadounidenses trabajar conjuntamente a Huawei en casos específicos. No significa un levantamiento al veto, sino un reajuste. Se busca incentivar el desarrollo de los estándares en torno al 5G.

Cooperación interesada

Se trata tanto del 5G como de las aplicaciones directas y relacionadas. Desde coches autónomos a la inteligencia artificial de próxima generación. El Secretario de Comercio, Wilbur Ross, sentenciaba en el comunicado que «los Estados Unidos no cederán el liderazgo en la innovación mundial», manteniendo así el veto parcial a Huawei.

«El Departamento de Comercio está comprometido a proteger la seguridad nacional y los intereses de la política exterior de los Estados Unidos, alentando a la industria estadounidense a participar plenamente y abogar por que las tecnologías estadounidenses se conviertan en normas internacionales».

Tal y como explica el anuncio, el objetivo de esta medida es asegurarse de que el emplazamiento de Huawei en la llamada «entity list» el pasado mayo no significa un impedimento a sus empresas. En este sentido, Comercio apunta a la «participación generalizada» de la multinacional china en este tipo de organizaciones.

Medidas nacionalistas con efectos contrarios a los esperados

Según Reuters, la situación que ha facilitado esta resolución es que los ingenieros de empresas estadounidenses estaban reduciendo su participación en el desarrollo de estándares 5G. Esto daba, en última instancia, una mayor prominencia relativa a Huawei, a pesar del veto impuesto sobre él.

No obstante, la medida no supone un debilitamiento de su postura en torno al veto a Huawei. De hecho, esta no ha hecho más que endurecerse recientemente. Se espera que, dentro de tres meses, sean incapaces de proveerse de chips por parte de TSMC, el mayor productor a nivel mundial.

Huawei España se ha puesto en contacto con Hipertextual para ofrecer su postura oficial al respecto. Se reproduce de forma íntegra a continuación:

«Los estándares deberían establecerse de manera abierta, justa y no discriminatoria, fomentando al mismo tiempo la participación de proveedores globales, instituciones de investigaciones científicas, organizaciones de la industria, así como otros actores. La inclusión y el diálogo productivo ayudarán a promover la creación de estándares técnicos y fomentarán el desarrollo, tanto de la industria como de la economía global. La posición de Huawei se mantiene sin cambios en relación a estos asuntos. Nos gustaría continuar manteniendo conversaciones sinceras sobre los estándares para las nuevas tecnologías con nuestros homólogos, incluidos los de los Estados Unidos, y contribuir así al avance tecnológico de la sociedad en general».

Actualización (17/06 – 13:20h CEST): el artículo ha sido actualizado con el comunicado oficial de Huawei.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.