La inclusión de procesadores ARM en los Mac ha sido objeto de rumores, filtraciones y especulación durante los últimos años. Sin embargo, Bloomberg asegura que será en la WWDC 2020 cuando Apple, por fin, haga oficial esta transición hacia los nuevos procesadores.

Esto no quiere decir que los primeros Mac con procesadores ARM serán presentados durante la conferencia para desarrolladores (WWDC 2020). El objetivo de la compañía, según describe Bloomberg, es anunciar la transición a finales de junio, meses antes de que los productos lleguen oficialmente al mercado. De esta forma, los desarrolladores podrán adaptar sus aplicaciones para que estas funcionen correctamente con los primeros Mac con procesadores ARM.

La iniciativa se conoce internamente como Kalamata. Los chips que impulsarán a algunos Mac a partir de 2021 están basados en los SoCs que Apple ha desarrollado durante años para los iPhone y iPad. Estos destacan por su gran rendimiento, pero también consumen menos energía que otras alternativas y pueden funcionar sin un sistema de ventilación avanzado.

Los Mac serán más rápidos, más eficientes y más delgados

Los procesadores de la serie AXX están diseñados por Apple. No obstante, la tecnología subyacente es de ARM, una empresa británica ahora propiedad del grupo SoftBank. Dicha tecnología está presente en los procesadores de millones de dispositivos, incluyendo smartphones con Android, relojes inteligentes, etc.

Los procesadores A13 Bionic y A12Z Bionic, entre otros, han sido reconocidos como dos de los más avanzados de la industria. Y no solo por la potencia bruta que estos son capaces de ofrecer, también destacan por su eficiencia energética y por la presencia de otros elementos diferenciales (como el procesador de señales de imagen, el enclave seguro, etc.).

Bloomberg asegura que Apple decidió incorporar procesadores ARM en los Mac al observar que Intel no lograba evolucionar sus procesadores al ritmo que ellos esperaban. Las pruebas realizadas internamente por la compañía, según recoge el medio norteamericano, demuestran que los primeros Mac con procesadores ARM ofrecen mejor rendimiento en el ámbito gráfico y en labores de inteligencia que las versiones correspondientes con procesadores Intel. Las versiones ARM también han demostrado ser más eficientes energéticamente. En el futuro, esto podría traducirse en ordenadores Mac más potentes, más delgados y sin sistema de ventilación.

La separación de Intel tiene más beneficios

Foto: David Ortiz | Hipertextual

La separación de Intel permitirá a la compañía norteamericana tener un control absoluto sobre el desarrollo de los chips. Apple podría, por lo tanto, evolucionar sus procesadores en la dirección que crean conveniente, en lugar de depender de lo que Intel u otro partner considere oportuno. Por ejemplo: si Apple considera que el futuro del Mac pasa por la inteligencia artificial, podrían centrar sus esfuerzos en el Neural Engine para que habilitar las prestaciones que ellos desean y lograr que este trabaje en armonía con el resto del equipo.

Esta mayor independencia, a su vez, tiene otro beneficio colateral. Con sus propios chips, Apple podría diferenciarse del resto de fabricantes, que estarán limitados a lo que Intel o AMD introduzcan con cada generación.

El primer ordenador Mac con procesador ARM será presentado, según Bloomberg, en 2021. Estará basado en el chip A14, que será fabricado por TSMC utilizando un proceso de 5 nanómetros.

La WWDC 2020, a diferencia de años anteriores, será íntegramente online. El evento dará comienzo el próximo 22 de junio y se podrá seguir desde la página web de Apple.