Uber anunció que no aumentará las tarifas a sus usuarios de México a causa del nuevo impuesto digital que entrará en vigor a partir de junio. Tras conocerse que Netflix había ajustado sus precios, Hipertextual contactó a Uber México para conocer su posición.

Un portavoz nos explicó que las nuevas disposiciones fiscales no significarán un incremento en los precios de los viajes, aunque este impuesto será absorbido por los conductores de la plataforma

"Las nuevas disposiciones fiscales, derivadas de la Iniciativa de Reforma Fiscal presentada por el Ejecutivo Federal y aprobadas por el Congreso a finales del año pasado, las cuales entran en vigor el próximo 1 de junio, no significarán un aumento en los precios a usuarios en los viajes realizados a través de la aplicación de Uber.

Por otro lado, como parte de las disposiciones establecidas en la Reforma Fiscal y como hemos hecho cada mes desde junio de 2019, Uber continuará haciendo el cálculo, retención y pago directamente al SAT del importe de ISR e IVA que le corresponde pagar a todos los socios conductores y socios repartidores registrados en la plataforma, sin que Uber reciba ni retenga alguna ganancia económica por ello.

Finalmente, los socios conductores estarán sujetos al pago de Impuesto al Valor Agregado (IVA) sobre la tasa de servicio, con un valor variable desde 0.16% y hasta 6.8%, de la tarifa de cada viaje realizado a través de la aplicación de Uber.”

Uber, Amazon, Spotify y más compañías se verán impactadas por esta medida

Uber forma parte de las 30 compañías que se verán impactadas por las reformas a la Ley de Impuesto al Valor Agregado (IVA) y a la Ley del Impuesto sobre la Renta (ISR). Netflix anunció un cambio en los precios de sus diversos paquetes; Sony siguió la misma línea y anticipó el aumento de en juegos digitales y servicios como PlayStation Plus.

Se espera que otras compañías como Amazon, Spotify, MercadoLibre y Microsoft anuncien pronto sus medidas. La reforma a la ley indica que las empresas que presten un servicio digital deberán cobrar el IVA de forma expresa y por separado.

El decreto, publicado en el Diario Oficial de la Federación el 9 de diciembre de 2019, establece otra serie de medidas que deberán seguir. Las empresas deberán inscribirse en el RFC, contar con un domicilio y representante legal en México y proporcionar al SAT la información sobre el número de servicios u operaciones realizadas cada mes, entre otras obligaciones que establece el Artículo 18-D.

👇 Más en Hipertextual