Si ayer Airbnb anunciaba que se veía en la obligación de despedir al 25% de su plantilla a nivel mundial, ahora le llega el turno a Uber. Otro de los grandes gigantes tecnológicos internacionales. En este caso, los despidos en Uber afectarían al 14% de sus trabajadores.

¿Los motivos? Las consecuencias de la pandemia por el coronavirus están teniendo un efecto directo en la salud de algunas de las plataformas más populares. La caída del turismo, y las malas cifras que se esperan este año para el sector de los viajes, han sido determinantes para Airbnb. En el caso de Uber no solo una cuestión de turismo, la realidad es que los viajes en las ciudades se han reducido considerablemente a causa del confinamiento en los hogares y el aumento del teletrabajo. Casi un 70% según las cifras aportadas por la compañía. Solo el área de reparto a domicilio, también mermada por la caída de pedidos, ha conseguido soportar el impacto de la COVID-19.

En concreto, y según adelantan los documentos presentados por la compañía ante la Comisión de Bolsas y Valores de Estados Unidos, los despidos en Uber ascienden a 3.700 trabajadores. Los cuales afectan principalmente a sus áreas de atención al cliente y reclutamiento. Dos de las áreas que menos carga de trabajo han tenido que gestionar durante estos días de pandemia.

Asímismo, este 14% se cierra por debajo de los primeros rumores que The Information tenía sobre la mesa. Los ejecutivos apuntaban al despido de casi el 20% de los empleados. Y no están solos: Lyft, competidor de Uber, también ha anunciado el despido de 1.000 trabajadores a causa de la pandemia –lo que supone el 17% de sus empleados–.

Igualmente, estos despidos –sumados a los que ya registró Uber en el pasado– no tienen en cuenta a su fuerza laboral más grande: los conductores. Lo mismo que Airbnb y los propietarios de pisos. No cuentan como despidos porque, tanto en Estados Unidos como en el resto de países, funcionan de forma autónoma bajo la economía de plataformas. Pero la caída de la actividad, como consecuencia del coronavirus, impacta directamente sobre su actividad. En España, de hecho, la mayor parte de las compañías propietarias de licencias VTC han presentado ERTEs por el 100% de su plantilla.

Despidos en Uber: la constante de los últimos meses

El anuncio de los despidos en Uber viene justo unas horas antes de conocer los resultados del primer trimestre de la compañía. La compañía ya adelanto que los resultados no serían del todo positivos tanto para estas cuentas, como para el global del año. De hecho, aún no hacen previsiones para 2020 y ya asumen que no serán rentables antes de que termine el año.

De hecho, los despidos en Uber que se venían repitiendo desde finales de 2019 en las áreas de marketing y divisiones no estratégicas buscaban precisamente el saneamiento de las cuentas. Casi 1.000 en total.

También con el cierre de países no estratégicos para el área de Uber Eats. La división de reparto de comida a domicilio cerrará en República Checa, Egipto, Honduras, Rumania, Arabia Saudita, Uruguay y Ucrania antes del 4 de junio. Para sus operaciones de coches en Emiratos Árabes anunciaron que tranferían sus operaciones a Careem.

Pero los inversores ya lo tienen claro y lo han demostrado en el impacto en la bolsa. Las acciones de Uber han caído más del 50% en las últimas semanas ante la preocupación de la caída de la actividad y el impacto en las cuentas.