Vox
– Abr 13, 2020, 14:11 (CET)

Lo que VOX ignora: WhatsApp, la censura y por qué en Telegram sería más fácil identificar un bulo

WhatsApp no censura los mensajes críticos hacia el Gobierno de España. Técnicamente, no hay forma de conocer el contenido de un mensaje y determinar si este debe ser o no censurado. De hecho, en Telegram, la alternativa que algunos partidos han propuesto como solución a la censura, sería más fácil llegar a hacerlo.

En plena crisis por la COVID-19, ha comenzado a propagarse a través de redes sociales y plataformas de mensajería un bulo que asegura que WhatsApp censura los mensajes críticos con el actual Gobierno de coalición entre PSOE y Podemos. El partido VOX, tercera fuerza en política en el Congreso de los Diputados, incluso ha comenzado a promocionar un canal de Telegram asegurando que "en Telegram podrás reenviar los mensajes a tus amigos al igual que lo hacías en WhatsApp antes de que aplicaran la censura".

La censura a la que muchos se refieren no es más que la limitación en el reenvío de mensajes impuesta por WhatsApp hace escasos días con el objetivo de frenar la propagación de mensajes altamente reenviados y que, por consiguiente, son susceptibles de ser bulos. La limitación se aplica a cualquier mensaje, tanto si es crítico con el Gobierno como si es una simple broma reenviada múltiples veces por los usuarios de la plataforma. Además, es una medida de carácter global, por lo que las limitaciones en el reenvío de mensajes no solo se están aplicando en España. Esto, por lo tanto, desmonta la teoría que algunos representantes políticos han propagado a través de redes sociales y que asegura que WhatsApp aplica censura en su plataforma por orden del Gobierno de España.

Los mensajes enviados a través de WhatsApp están cifrados de punto a punto, por lo que únicamente el emisor y el receptor pueden conocer el contenido del mismo. Las llaves necesarias para descifrar estos mensajes únicamente están en manos de los participantes en la conversación, por lo que ni WhatsApp ni ningún posible intermediario podría llegar a saber de qué tratan. La compañía, por lo tanto, no tiene forma de aplicar censura sobre ciertos mensajes incluso si así lo deseara.

En esta cadena de desinformación también se ha involucrado a verificadores de noticias falsas como Newtral o Maldito Bulo, que comprueban la veracidad de las informaciones que circulan a través de las redes sociales y las declaraciones de los políticos. Estas empresas forman parte de un extenso listado de entidades verificadoras, el cual se puede consultar en la página web de WhatsApp. La compañía, con esta medida, invita a los usuarios a contactar con estas empresas en caso de sospechar de la veracidad de una información, pero estas no intervienen en ninguna clase de proceso de censura ni en la limitación del reenvío de ciertos mensajes. El cifrado de punto a punto, de nuevo, impediría la práctica de dicha censura incluso si así se deseara.

Los que denuncian la supuesta censura invitan a utilizar Telegram como plataforma de mensajería a través de la cual interactuar con otras personas. Entre ellos se incluye el partido político VOX, que invitó públicamente a sus seguidores a incorporarse a su canal de Telegram. Sin embargo, Telegram es una herramienta menos eficaz para propagar ciertos contenidos, pues, aunque no aplica limitaciones en el reenvío de mensajes –al menos por el momento–, sí presenta una serie de características muy particulares:

  • Al reenviar un mensaje, Telegram adjunta la identidad de la persona que lo envió por primera vez, algo que no sucede en WhatsApp. De esta forma, se elimina la anonimidad del bulo y se facilita la trazabilidad del mismo, lo que puede jugar en contra de su propagación.

WhatsApp Telegram Reenvio Mensajes VOX

  • Telegram tiene dos tipos de chats: los "secretos" y los estándar. En los primeros, los mensajes están cifrados de punto a punto, como sucede en WhatsApp, por lo que únicamente el emisor y el receptor tienen en su poder las llaves necesarias para conocer el contenido de un mensaje. Sin embargo, la mayoría de mensajes enviados por Telegram no son de este tipo, por lo que las llaves necesarias para descifrar el contenido también están en manos de Telegram. Si un Gobierno decidiese aplicar censura, sería más sencillo hacerlo con Telegram que con WhatsApp, pues sí existiría una forma de descifrar los mensajes y comprobar su contenido. Esto, además, también se aplica a las conversaciones grupales, que es el canal más común y eficaz para propagar un bulo.

Disney Plus

WhatsApp, por su parte, ha emitido un comunicado oficial desmintiendo las acusaciones sobre censura que durante los últimos días se ha propagado a través de las redes sociales. La compañía asegura que la limitación en el reenvío de mensaje "no está relacionado de ninguna manera con las organizaciones de verificación de hecho o con la censura". El comunicado al completo es el siguiente:

Hay algunos rumores falsos que circulan sobre el nuevo límite de reenvío de WhatsApp, y también sobre cómo funciona la verificación de hechos en WhatsApp. Queremos aclarar los hechos.

WhatsApp ha tomado recientemente una serie de pasos para abordar el desafío de la información errónea que se comparte en el servicio. Hemos introducido un nuevo límite global para reducir la cantidad de veces que se pueden compartir mensajes reenviados con frecuencia, a fin de mantener WhatsApp personal y privado, y limitar la propagación de mensajes que pueden contener información errónea dañina. Una vez que un mensaje se ha compartido 5 veces, ahora solo es posible reenviar ese mensaje a un contacto a la vez. Este límite se aplica automáticamente y no tiene ninguna relación con el contenido del mensaje, que WhatsApp no ve, ni modera ni censura, porque todos los mensajes y llamadas en WhatsApp están protegidos con cifrado de extremo a extremo. El cifrado de extremo a extremo significa que solo usted y la persona a la que está enviando mensajes pueden ver el contenido de sus mensajes, y nadie más, ni siquiera WhatsApp. El límite de reenvío automático se aplica de forma coherente en cualquier parte del mundo y no tiene ninguna relación con la comprobación de hechos en WhatsApp o Facebook.

WhatsApp ha proporcionado recientemente una donación de un millón de dólares a la Red Internacional de Verificación de Hechos (IFCN, por sus siglas en inglés) del Instituto Poynter para brindar apoyo para expandir la batalla contra la desinformación relacionada con COVID-19. La IFCN lanzó CoronaVirusFacts Alliance, una red global que representa a más de 100 verificadores de hechos en más de 45 países, incluido España, que utilizan WhatsApp como herramienta para combatir la información errónea y disipar información engañosa. Los verificadores de hechos usan WhatsApp como una forma de obtener información errónea del público, que puede enviarles rumores para su revisión. Alentamos a la IFCN a compartir las mejores prácticas de WhatsApp, incluido cómo usar los productos comerciales de WhatsApp, con toda la comunidad global de verificación de hechos.

WhatsApp introdujo el nuevo límite de reenvío global para mantener el servicio personal y privado y frenar la propagación de mensajes virales en el servicio, con el objetivo de mantener seguros a nuestros usuarios. No está relacionado de ninguna manera con las organizaciones de verificación de hechos, o con la "censura", y cualquier sugerencia de lo contrario es 100% falsa.

La conclusión, por lo tanto, es que ni WhatsApp censura los mensajes críticos hacia el Gobierno ni Newtral o Maldito Bulo están involucrados en el supuesto proceso. Y en Telegram, la alternativa que proponen VOX y otros creyentes de esta falsedad, en realidad, sería más fácil detectar e incluso censurar bulos como este.