Desde Alemania nos llega la noticia de que DeepL ya puede traducir textos en japonés y chino, dos idiomas difíciles de traducir por varias razones: sus grafías propias y el hecho de que éstas varían su significa según cómo las agrupemos. De ahí que en internet abunden las malas traducciones en letreros, carteles o en reseñas de productos traducidas automáticamente.

Sin embargo, tras poner en contacto la inteligencia artificial de DeepL y sus algoritmos con millones de textos traducidos, expertos en chino y japonés han refinado el motor de traducción para que ofrezca resultados automáticos de calidad y en segundos.

El traductor inteligente que aprende y responde en segundos

Traducir entre idiomas es complicado, pero hacerlo con lenguas como el japonés y el chino tiene un plus de dificultad. Para ello, la IA de DeepL ha tenido que aprender miles de caracteres chinos así como los kanjis, hiraganas y katakanas japoneses. Así, en función de su colocación y asociación, DeepL es capaz de reconocer un texto y discernir el significado de palabras y frases por contexto, algo que ya ocurre con idiomas como el inglés, el español o incluso el ruso.

DeepL es un servicio de traducción automática gratuito que se puede emplear desde su propia página oficial o desde sus aplicaciones para Windows y macOS. De manera gratuita puedes traducir palabras, frases o textos desde los campos correspondientes que verás en su página web. El límite está en 5.000 caracteres por traducción. También puedes traducir documentos de Word y PowerPoint que puedes subir directamente. Y para su uso habitual o profesional, puedes adquirir la versión de pago, DeepL Pro.

Hasta ahora, DeepL entendía español, inglés, francés, alemán, portugués, italiano, neerlandés, polaco y ruso. Y con las nuevas incorporaciones, la inteligencia artificial de este traductor también entenderá chino y japonés.

Entrenando una IA

Para que un traductor sea bueno debe aprender. En el caso de DeepL, se le proponen miles de textos para que procese y diseccione. Así, la inteligencia artificial que se encarga de las traducciones aprende a relacionar correctamente palabras, frases y textos en diferentes idiomas.

En el caso del chino y del japonés, para comprobar el buen funcionamiento de DeepL, se han tenido en cuenta como competidores directos a traductores tan populares como los de Google o Microsoft. Tanto Google Traductor como Microsoft Translator han ido incorporando nuevos idiomas y mejorando la traducción de éstos. Además, también se ha comparado la traducción de DeepL con traductores chinos tan populares como Baidu y Youdao.

Por lo demás, la traducción de japonés y chino en DeepL se integra como el resto de idiomas. Puedes colocar el texto en el campo de origen, el traductor lo detectará y luego verás la traducción, pudiendo cambiar el idioma.

Encontrarás más información sobre DeepL en su página oficial, en su blog y en su página de soporte.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.