– Abr 9, 2020, 12:00 (CET)

Planes de ocio científico para esta Semana Santa de cuarentena

Cine científico, experimentos caseros, monólogos... Los amantes de la ciencia, sean de la edad que sean, tienen muchas opciones de ocio para estos días.

La Ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celáa, instaba hace unos días a los niños españoles a desconectar y no hacer deberes durante las vacaciones de Semana Santa. No cabe duda de que está siendo un periodo vacacional anómalo, sin poder viajar ni salir de casa y que, además, no supone un gran cambio para los niños, que normalmente pasan de ir a clase a estar más tiempo con sus familias. Por eso, esta puede ser una buena forma de diferenciar este periodo de ocio y, además, premiarles por lo bien que lo están haciendo.

Pero, a falta de tareas académicas, puede ser necesario buscar nuevas formas de entretenimiento. Es importante mantenerse físicamente activo, por lo que la realización de ejercicio en casa puede ser una gran opción. No obstante, le siguen quedando muchas horas al día. No es necesario intentar ocuparlas todas, ni somos Isaac Newton ni buscamos serlo, pero no está de más buscar nuevas formas para matar el aburrimiento. Y, por supuesto, la ciencia forma parte de muchas de ellas, tanto si los que buscan pasar el rato son los más peques de la casa como si se trata de los adultos.

Experimentos caseros

Una gran opción, especialmente si tenemos niños en casa, puede ser realizar algunos experimentos con sustancias cotidianas. La Federación Española de Ciencia y Tecnología (FECYT) ha publicado en sus redes sociales (Instagram, Facebook, y Twitter) algunos vídeos sencillos, realizados con materiales que podemos encontrar por casa.

Además, animan a que quien quiera añada sus propios vídeos, realizando los experimentos publicados por ellos o proponiendo nuevas opciones, a través del hashtag #CienciaenCasa.

Monólogos científicos

Solían decir los maestros antiguos que la letra con sangre entra. Sin duda es un refrán obsoleto y muy equivocado. Lo que sí es cierto es que la ciencia con las risas entra. Por eso, muchos divulgadores utilizan el humor para dar a conocer sus investigaciones o, directamente, cualquier otro conocimiento científico interesante para la población. ¿Y qué mejor forma de hacerlo que a través de monólogos?

La FECYT, junto al British Council, lleva varios años organizando Famelab, un certamen en el que se reúnen muchos de estos divulgadores-humoristas, presentando sus monólogos de terapia científica, tanto a un jurado especializado como al gran público. Ninguno tiene desperdicio, por lo que ver los vídeos publicados en su web puede ser una buena opción para reír y aprender durante esta cuarentena.

Science Trunk

Quedaron muy atrás los tiempos en los que los estudiantes de colegio e instituto recurrían a la famosa enciclopedia Encarta para realizar sus trabajos de clase. Ahora lo que se lleva es Internet y, si encima lo cuenta un youtuber, mejor que mejor.

Por eso es tan importante que los científicos se unan a esta herramienta de difusión de la información. Ya hay muchos que lo hacen, muy bien además. Los hay especializados en todo tipo de materias científicas, cada uno con sus canales individuales. Pero algunos de ellos pueden verse juntos en Science Trunk, un programa educativo de divulgación científica de 60 minutos, durante los cuales estos youtubers científicos acercan la ciencia de manera entretenida a los más jóvenes.

Cienciavisión

El coronavirus nos ha dejado sin eventos deportivos y fiestas de la índole más diversa. Nos ha hecho posponer incluso las Olimpiadas. Pero no ha sido menos dolorosa la cancelación de Eurovisión.

Por eso, aquí en España un grupo de divulgadores científicos decidió organizar en tiempo récord Cienciavisión, un festival de lo más disparatado, en el que se presentaron 14 canciones, en las que se mezclaba la melodía de algunos de los temas más famosos de la historia del festival, con letras científicas y divertidas que arrancaron las risas de las miles de personas que siguieron el evento online. Tuvo lugar el pasado 28 de marzo, en la cuenta de Twitch de Scenio TV, pero tanto el vídeo completo como las canciones individuales están ya publicadas en Youtube, para que quien quiera pueda aprender un poco de ciencia al ritmo de la música y el “brilli brilli”.

Una de cine científico

El plan de sofá, peli y manta se ha convertido en una de las pocas formas de ocio permitidas de las que disponemos en estos días, por lo que la opción de ver series y películas puede ser una de las más acertadas para estos días de “vacaciones”. Si queremos seguir con la temática científica, hay muchas grandes opciones. Figuras ocultas o Descifrando Enigma, por ejemplo, son dos opciones relativamente actuales, en las que se describen grandes momentos de la historia en los que la ciencia ayudó a cambiar el mundo.

Mucho más fantasiosa, pero igualmente interesante, es GATTACA, un clásico del cine científico, en el que se describe un futuro hipotético en el que la ingeniería genética ha sobrepasado los límites de la ética. Puede ser una gran opción para entender que la ingeniería genética es una herramienta necesaria a la que no debemos temer; pues, en realidad, la ciencia ha avanzado con pies de plomo, cuestionando duramente a aquellos que se han planteado llegar hasta donde en ese momento se planteó que podríamos llegar.

Y si queremos algo muchísimo más actual, el Instituto de Astrofísica de Andalucía hizo público al principio de la cuarentena El Enigma Agustina, un interesante “documental” que lleva al espectador a viajar a esa época en la que cientos de científicos fueron silenciados o incluso borrados de la historia, simplemente por no comulgar con las que se consideraban las únicas ideas aceptables en una España rota y aún manchada por la sangre de la guerra.