Con la intención de disminuir la carga de internet durante la pandemia de coronavirus, YouTube reducirá la resolución de vídeo predeterminada en todo el mundo. Ahora los contenidos se reproducirán a 480p, sin embargo, los usuarios seguirán teniendo la opción de seleccionar resoluciones más (1080p o superiores) de manera manual, por ahora. Según la plataforma, esta medida se extenderá por 30 días a partir de hoy.

"Continuamos trabajando estrechamente con gobiernos y operadores de redes de todo el mundo para contribuir con nuestra parte y minimizar la carga en el sistema durante esta situación sin precedentes", señaló YouTube a Bloomberg. Pese a la decisión, el usuario seguirá teniendo la decisión final sobre la calidad de vídeo que desea reproducir. Si el panorama mundial continúa empeorando, seguramente la compañía tendrá que optar por una medida más estricta.

Disney Plus

Esta no es la primera vez que YouTube mueve sus fichas para intentar evitar el colapso de internet. El pasado viernes 20 de marzo disminuyeron la calidad de reproducción en Europa, el continente más afectado por la expansión de coronavirus. "Nos comprometemos a cambiar temporalmente todo el tráfico en la Unión Europea a la definición estándar de forma predeterminada", mencionaron.

Cabe señalar que esa disposición es un tanto diferente a la anunciada hoy. El viernes se redujo el bitrate, que es la cantidad de datos que se procesan en un determinado periodo de tiempo. Sin embargo, los usuarios europeos no tienen opción de realizar ajustes para volver a la normalidad. La calidad de vídeo únicamente tiene que ver con la resolución de los contenidos. Es posible que en las próximas semanas el bitrate también se vea afectado en otras regiones del mundo.

Además de YouTube, Netflix y Apple TV+ igualmente redujeron el bitrate de sus servicios para ajustarse a las peticiones de la UE. Se tratan de medidas preventivas que no solo afectarán temporalmente a los usuarios, también a las propias empresas. Indudablemente, el coronavirus se ha convertido en un problema de impacto global que está poniendo a prueba la capacidad de respuesta de personas, compañías y gobiernos.

👇 Más en Hipertextual