El estado de alarma (y la cuarentena) es, para la mayoría de la población, el mayor de sus problemas. Sin embargo, el gran problema que está trayendo la pandemia de coronavirus es que se ha puesto de manifiesto la falta de recursos que tienen los hospitales españoles, pero también los italianos.

De hecho, ante la falta de material médico para salvar las vidas de sus pacientes, muchos investigadores han tenido que tirar de ingenio para facilitarle a los sanitarios respiradores para las personas que están más graves. Este es el ejemplo de la empresa italiana Isinnova, que ha diseñado una válvula 3D que sirve para añadirla a una máscara Easybreath del Decathlon.

Isinnova ya había fabricado válvulas para respiradores en menos de seis horas, por lo que ante la desesperación de la situación, Renato Favero, director del Hospital Gardone Valtrompia en Italia, le pidió ayuda. ¿La solución? Usar una máscara que ya estuviera a la venta, en este caso la elegida fue la de Decathlon, y hacer los cambios necesarios para que fuera una mascarilla de ventilación de emergencia: "El producto fue desmantelado, estudiado y se evaluaron los cambios a realizar. Luego se diseñó un nuevo componente para garantizar la conexión con el ventilador. Llamamos al enlace válvula de Charlotte, y rápidamente lo imprimimos utilizando la impresión en 3D", explican desde Isinnova, tal y como recogen en Bussines Insider.

Por tanto, la válvula 3D diseñada por Isinnova permite conectar la máscara de snorkel del Decathlon, que apenas vale 25 euros, al respirador y la empresa la está ofreciendo de forma gratuita a otros hospitales: "Aclaramos que nuestra iniciativa es totalmente sin ánimo de lucro, no obtendremos ningún beneficio por la válvula ni por las ventas de las máscaras de Decathlon".

Los hospitales pueden pedir directamente las piezas a Isinnova o preguntar a personas con impresoras 3D si les pueden ayudar a hacer la válvula. El ingenio humano se agudiza en tiempos de crisis, sobre todo cuando hay vidas en juego. Y este solo es uno más de los proyectos que se han puesto en marcha debido a la pandemia del coronavirus.

Esta misma semana se lanzaba una petición de este tipo de máscaras de snorkel desde el hospital HM Montepríncipe, en Boadilla (Madrid), para empezar a imprimir las válvulas y así usarlas como respiradores. De hecho, ante la petición masiva de estas mascarillas difundida por la periodista Carme Chaparro, parte de los trabajadores han informado que, por el momento, tienen mascarillas suficientes para empezar a probar. En el caso de que sean necesarias más o que las quieran otros hospitales, se volverán a pedir.

Después de enterarse de que sus máscaras pueden ayudar a salvar vidas, Decathlon ha bloqueado la venta de estas y ya ha donado 5.000 de las máscaras de snorkel a varios hospitales, entre ellos el Hospital Gregorio Marañón de Madrid, que ya los está utilizando, según ha informado RTVE.

Actualización (25/03-14:10): El artículo ha sido actualizado con información sobre el uso de estas máscaras en España.
** Actualización (31/04-11:43)**: El artículo ha sido actualizado con la donación de Decathlon a varios hospitales.