– Mar 2, 2020, 9:01 (CET)

Así está la guerra del streaming en España antes de la llegada de Disney Plus

A falta de un par de semanas para la llegada de Disney Plus, así se reparten los usuarios e intereses las principales plataformas OTT que ya están disponibles.

El 24 de marzo Disney Plus llegará oficialmente a España. La plataforma de contenidos en streaming de la compañía de Mickey Mouse ha postergado su expansión fuera de Estados Unidos en un movimiento difícil de analizar. Por una parte Disney seguía presa en varios mercados de la venta de derechos de emisión de buena parte de sus películas, pero también ha hecho que algunos de sus productos de lanzamiento más exitosos (como The Mandalorian) hayan sido ya consumidos en estos mercados sin implantación de forma ilegal.

De una forma u otra, Disney ha jugado desde el principio a dar un golpe sobre la mesa en uno de los factores más importantes en el actual mercado, plagado de suscripciones: el precio. Disfrutar de los contenidos de firmas como la propioa Disney, Marvel, Pixar, National Geographic o Star Wars costará solo 6,99 euros en España, un precio que puede reducirse a 4,99 euros al mes con su oferta inicial.

Solo Apple TV+, con un catálogo mucho más reducido, tiene un precio inferior al de Disney.

El precio de las plataformas de streaming en España:

  • Disney + 6,99 euros al mes
  • Netflix: de 7.99 a 15,99 euros al mes
  • HBO España 8,99 euros al mes
  • Amazon Prime Vídeo: 3 euros al mes pagados anualmente
  • Apple TV+ por 4,99 euros al mes
  • Movistar Lite 8 euros al mes
  • Filmin 7,99 euros al mes

La guerra por los suscriptores abre su frente en España

España, como mercado local, está ahora mismo viviendo una eclosión de servicios de vídeo bajo demanda, principalmente después de que cadenas como Atresmedia o Mediaset lanzaran los suyos empujados por los cambios de consumo que había propiciado el 'modelo Netflix'. También Movistar, que hace unos meses estrenó Lite, una versión reducida de su oferta por 8 euros al mes destinada a dispositivos y 'cazar' esos usuarios más familiarizados con pagar pequeñas cuotas que con paquetes completos.

Así las cosas, hoy un consumidor medio cuenta con una decena de servicios a los que puede destinar pagar su suscripción, al que se sumará Disney en apenas unos días. ¿Hay hueco para todos? Hasta ahora, conocer los datos de suscriptores de estas compañías ha sido cuanto menos complicado.

Aunque Netflix da por ejemplo su cifra total de usuarios en todo el mundo, hasta ahora no ha proporcionado este dato de forma local. La falta de dependencia de mostrar su músculo de cara a anunciantes puede ser una explicación de esta opacidad, que no obstante es habitual en el ámbito de las grandes plataformas: Facebook tampoco segrega sus datos entre sus aplicaciones, por ejemplo.

Hasta ahora la mayor aproximación del número de usuarios la estaba dando el Panel de Hoganes de la Comisión Nacional de Mercados y la Competencia (CNMV). El organismo calculaba por medio de sus encuestas que desde la aparición de Netflix en 2016, el número de hogares que consumen contenido audiovisual de pago ha pasado del 10% a rondar el 40%.

https://datawrapper.dwcdn.net/hckpw/1/

El panel se dejó de publicar en otoño del año pasado a la espera de que la Comisión mejorara su metodología, ya que tenía problemas como que era difícil distinguir entre qué usuarios pagaban por Netflix o HBO en concreto o afirmaban ser usuarios al tenerlo incluido dentro de ofertas de Movistar o Vodafone.

Pero con esto, la aproximación sigue siendo la vía más 'oficial' para conocer la audiencia de los OTT. Así las cosas, según la última encuesta que llegó a publicarse, se calculaba que Netflix tenía 2,05 millones de usuarios en España (un 12,5% sobre el total de hogares con internet), seguida de Amazon Prime Video (648.000) y HBO (unos 475.000). Por comparar, Movistar tenía según la misma encuesta 2,2 millones de televidentes.

Otra aproximación es la que ofrece el EGM (Estudio General de Medios), que en su tercera oleada de 2019 ofrecía con porcentajes -que hemos extrapolado a cifras para una mejor comparación- subía el número de usuarios de todas las plataformas, y en las que también destacaba Netflix con 5 millones.

Catálogo y contenido español, e ahí la cuestión

Con Netflix como plataforma líder, pero la ruptura que puede suponer Disney por precio y la potencia de sus marcas, quedan en el aire dos preguntas: Cuántos de estos usuarios están dispuestos a pagar por dos o más plataformas a la vez, y en el caso de escoger una, con cual quedarse.

La apuesta de precio inicial de Disney Plus, al ofrecer un precio anual reducido, puede ayudar a evitar que haya una masa crítica de usuarios que salgan de su suscripción o que al menos se la 'repiensen' cada vez que mensualmente les llega los recibos.

Ahí, la subida de precios que ha tenido Netflix en los últimos meses, y desde luego el catálogo, son el otro gran factor. Parece que al menos por ahora Disney no apostará por crear contenido local, algo que Netflix, HBO o Amazon sí que han usado como tecla para intentar captar más público en los países en los que está presente.

Desde hace un tiempo Netflix se ha afanado por crear cada vez más contenido propio precísamente por la proliferación de plataformas que cada vez compiten más por las mismas series y derechos. Esto ha hecho que, lógicamente, a mayor número de producciones, la calidad también haya tendido a la baja en algunos casos. Aunque títulos como El irlandés o Historia de un matrimonio nos demuestran este mismo año que el músculo de Netflix es potente.

En frente, la apuesta de HBO y Apple por contenidos menores en número pero que suelen coincidir en aclamación con la crítica. En este nuevo escenario, la aparición de un Juego de Tronos, puede hacer que el dato mensual de suscriptores baile de forma importante.

Habrá que esperar para ver cómo se intuye la irrupción de Disney en el mercado local. Y decimos intuir porque si las plataformas siguen sin dar datos, es lo único que podremos hacer.