Que la empresa de la familia de Pablo Escobar estuviera entre los primeros fabricantes de móviles plegables puede ser encajado en una dinámica relativamente usual. Que alguien con fama y dinero se sume al último grito tecnológico, generalmente con un resultado desastroso. Tanto en el producto final como para las cuentas de estos emprendedores.

Pero el caso del Escobar Fold es distinto. Aparentemente, el "fabricante" bajo el nombre del capo del mayor imperio de la droga conocido, simplemente está intentando proporcionar algunas unidades entre los mayores influencers de tecnología, con tal de hacer morder el anzuelo al resto. Así lo han contado recientemente algunos de los YouTubers que han tenido acceso al producto.

El último y más famoso de ellos es Marques Brownlee, que con 10 millones de seguidores, relataba esta semana cómo habiendo comprado el primero de los dispositivos de esta marca –que no parece ser más que un FlexPai– y esperar sin éxito durante meses, desde Escobar Inc le modificaron el pedido a un mucho mejor Escobar Fold 2 que finalmente sí terminó llegando.

El que puede ser tomado por una burda copia del Samsung Galaxy Fold, terminó siendo un Galaxy Fold con pegatinas doradas y Pablo Escobar detenido como fondo de pantalla, pero con todas las de la ley. Un terminal de 2.020 euros que se vende por nada más que 399 dólares.

Tanto Brownlee como el YouTuber de tecnología Mrwhosetheboss, quien reportó este mismo comportamiento hace semanas, no obstante con una repercusión muy inferior, desaconsejan totalmente la compra de este dispositivo, a pesar de ser exactamente el Galaxy Fold de Samsung en su última versión.

Muchos usuarios critican ahora otros creadores de contenido en la plataforma de vídeo de Google, que habrían sido utilizados por la marca para generar visibilidad acrítica. Entre ellos, el menos crítico Unbox Therapy, que se vio obligado a fijar un disclaimer entre los comentarios del vídeo, que dice así: "Este es un producto inusual de un lugar inusual. Hay más preguntas que respuestas. Proceda con cautela."

Lo que comenzó siendo una iniciativa propia por parte de estos canales de tecnología que lo compraron para probarlo, parece confirmarse una tapadera para estafar a otros que piensan estar comprando un chollo. Afirman tras múltiples retrasos que simplemente recibieron estos dispositivos porque se les relacionó con canales tremendamente conocidos. Otros, con menos difusión, siguen esperando a la suerte.

Sospechosamente además, la página web de Escobar Inc cuenta con la transferencia bancaria como único medio de pago. Nada de PayPal o Visa, sistemas con garantías en los que podría obtenerse una devolución.

Por contradictorio que pueda parecer, el supuesto fabricante con el apellido del narco, exponen la web de ripsamsung.com en los vídeos promocionales en los que rompen a mazazos el plegable coreano. El mismo terminal que ellos "venden", en un dominio web que redirecciona a la compra de su plegable cerca de cinco veces más económico. Eso sí, aunque idéntico, seguramente ficticio.