Después de los rumores sobre una posible cancelación, la ESA ha confirmado que la feria de videojuegos más importante del mundo cerrará sus puertas de forma extraordinaria por el coronavirus. Se trata de un problema de especial importancia en la recta final de la generación de consolas y con la llegada de las nuevas versiones a la vuelta de la esquina.

"Después de una cuidadosa consulta con nuestras compañías miembro con respecto a la salud y seguridad de todos en nuestra industria - nuestros fans, nuestros empleados, nuestros expositores y nuestros socios de E3 desde hace mucho tiempo - hemos tomado la difícil decisión de cancelar E3 2020, programada para el 9 de junio -11 en Los Angeles.

No obstante, desde que grandes firmas como Nintendo o Sony dejaran de hacer sus conferencias en el seno de la feria, muchas voces apuntaban poco a poco la pérdida de relevancia de la misma de cara a mostrar nuevos juegos y dividir la atención del espectador entre un aluvión de novedades.

Ahora habrá que esperar a ver si se presenta alguna alternativa como el mantenimiento de conferencias vía streaming en la que las grandes compañías que mantenían su evento propio en la feria como Microsoft o Ubisoft, siguen el modelo de Nintendo y Sony y hacen sus propios eventos de presentación en streaming aprovechando esos días en los que se debería haber celebrado el E3.