Las Encinas acaban de abrir sus puertas y los niños ricos de Élite vuelven a Netflix para terminar sus estudios, pero ¿llegarán vivos al final de la temporada?

La vuelta a clase será convulsa, tras la muerte de Marina en la primera temporada y la desaparición de Samuel en la segunda, un nuevo fallecimiento azotará los cimientos de la prestigiosa institución y, a través de los característicos flashbacks de la serie, seguiremos la investigación policial que se remontará a cinco meses antes de la fiesta en la que Polo muere.

La tercera temporada de Élite, que cuenta con ocho capítulos, nos va a dar lo mismo que hasta ahora: adolescentes que hablan como adultos, drogas, sexo, alcohol, traiciones y todo lo que series como Gossip Girl, Física o Química o Pretty Little Liars dan a sus seguidores. Al fin y al cabo, Élite es la heredera natural de estas series.

Aunque la nueva temporada se trata de más de lo mismo, veremos nuevos conflictos de adolescentes. Polo, Ander y Guzmán tendrán que responder a una de las grandes incógnitas de esta temporada: ¿podrá su amistad de años con todo lo que ha pasado o la muerte de Marina los separará para siempre? Sabemos que la intención del primero es que todo vuelva a ser como antes, pero no será fácil. Mucho menos teniendo en cuenta que su vida terminará trágicamente en el primer capítulo de la nueva temporada.

Netflix

La búsqueda de justicia por la muerte de Marina también será un tema central, como en la temporada anterior. Carla toma una decisión difícil en la que tiene que elegir entre su familia o contar la verdad, lo que le traerá más soledad. De hecho, esta temática también es otro sentimiento que va a repetirse entre casi todos los alumnos. No solo la marquesita, sino que Valerio, Lu, Cayetana e, incluso, el propio Polo tendrán esta sensación a lo largo de la temporada.

Entre los puntos fuertes de esta tercera temporada está la actuación de Jorge López en una escena en una fiesta en la casa de Rebeka, con su madre. En la que el actor que interpreta a Valerio estará a punto de prostituirse para tener acceso a drogas y hará que el espectador no deje de darle vueltas al momento en el que se produce tal humillación.

La incorporación de dos personajes nuevos, Malick (Leïti Sene) y Yeray (Sergio Momo), le vuelve a dar ese toque de frescura que ya vimos con la llegada de Rebeka, Valerio y Cayetana. De hecho, con la incorporación de estos nuevos personajes, también se enriquece la trama y nos trae nuevas relaciones, por lo que la ausencia de Nano (Jaime Lorente) y Christian (Miguel Herrán) no se nota tanto. En los dos primeros episodios, a los que Hipertextual ha tenido acceso, tanto el personaje de Sene como el de Momo dejan con ganas de que les conozcamos más y de ahondar en sus personalidades y secretos, porque como buenos alumnos ricos de Las Encinas también tienen que tenerlos.

Netflix

Élite no es una serie que haga reflexionar a los adolescentes sobre las vidas que viven estos personajes. Es, más bien, una serie de puro entretenimiento que engancha a base de secretos, asesinatos, fiestas con drogas y alcohol, sexo y relaciones románticas.

Esta temporada no aporta casi nada nuevo a lo que ya conocemos ya que nuestros protagonistas siguen siendo los mismos niños ricos con secretos. Lo que sí nos da es un nuevo misterio que todos deseamos resolver: ¿quién es el asesino de Polo? ¿Será la Policía, esta vez sí, capaz de coger al culpable?

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.