Siguiendo la estela del streaming de contenido e incluso de las redes sociales, Sony PlayStation ha anunciado que empezará a reducir la velocidad de las descargas a través de PSN de la compra de juegos y actualización con la intención de descongestionar el ancho de banda de las redes, más saturadas que de costumbre con el confinamiento y por el aumento del teletrabajo con la pandemia del Coronavirus.

En este sentido, la compañía confirma que, si bien van a reducir de forma efectiva la velocidad de las descargas, esto no afectará al juego online, puesto que mantendrán toda su infraestructura para garantizar que los usuarios puedan seguir jugando a los títulos multijugador a través de internet.

A través de un comunicado oficial en su blog la compañía ha destacado que agradecen la comprensión de comunidad pero que estas medidas suponen un esfuerzo especial con el que buscan garantizar que todos tienen acceso a la red en estos momentos de confinamiento:

Los jugadores pueden experimentar descargas de juegos algo más lentas o demoradas, pero aún así disfrutarán de un juego robusto. Agradecemos el apoyo y la comprensión de nuestra comunidad, y su contribución a medida que tomamos estas medidas, en un esfuerzo por preservar el acceso para todos.

Se trata de una medida que han tomado compañías como Apple, Netflix, Amazon, YouTube y recientemente se hacían extensibles a Facebook a Instagram. De momento, en el caso de Sony solo parece que afectará a las descargas, sin que se haya hecho mención explicita a su servicio de streaming como PlayStation Now.