Presentados hace ya dos semanas, los Galaxy S20 se acercan su fecha de lanzamiento, prevista para el 6 de marzo. Mientras tanto, los medios ya han podido echarle el guante al más ambicioso de los miembros de esta nueva familia, el Galaxy S20 Ultra.

Con unas primera recepción bastante crítica en algunos apartados, como la de Input que apunta a debilidades en algunas situaciones –especialmente hacia un autofocus inconsistente y unos tonos de piel poco naturales–, Samsung ha querido pronunciarse al respecto, confirmando que mejorará sus capacidades fotográficas.

El gigante coreano ha confirmado en declaraciones al medio The Verge, que será mejorado a través de una actualización en la que ya están trabajando:

"El Galaxy S20 cuenta con un innovador y avanzado sistema de cámaras". "Estamos trabajando constantemente para optimizar el rendimiento para ofrecer la mejor experiencia a los consumidores. Como parte de este esfuerzo constante, estamos trabajando en una futura actualización para mejorar la experiencia de la cámara".

Según estas primeras experiencias, entre las que se encuentra el análisis de PCMag, es el enfoque automático el que presentaría mayores problemas:

"El rebote del enfoque es lo más molesto; a veces el enfoque no quiere fijarse, o sólo se fija después de probar claramente unas cuantas longitudes focales diferentes durante uno o dos segundos. Eso puede ser suficiente para perder una captura."

Si bien The Verge no ha publicado todavía su análisis, confirman este comportamiento errático. En la unidad del Galaxy S20 Ultra cedida a Hipertextual también hemos observado esta inconsistencia en el enfoque automático en sus primeros días de uso.