Los datos de que disponemos sobre la cambiante recaudación en la taquilla de cine pueden servirnos para recopilar una serie de curiosidades que gustan a la cinefilia. Por ejemplo, que Avengers: Endgame (Joe y Anthony Russo, 2019) no es la película más taquillera de la historia ni en el mercado de Estados Unidos ni en el resto del mundo. O que The Walt Disney Company posee quince de las veinte con mayor recaudación. O las animadas que han empujado al público a desembolsar más dinero, ninguna de las cuales se encuentra entre las cinco que han sobrepasado los 2.000 millones de dólares de recaudación.

Si uno decide fijarse en las que han obtenido más de 1.000, hallará Zootrópolis (Byron Howard, Rich Moore y Jared Bush, 2016), con 1.023 millones; Buscando a Dory (Andrew Stanton y Angus MacLane, 2016), con 1.028; Gru, mi villano favorito 3 (Kyle Balda, Pierre Coffin y Eric Guillon, 2017), con 1.034; Toy Story 3 (Lee Unkrich, 2010), con cerca de 1.069; Toy Story 4 (Josh Cooley, 2019), con 1.073; Los Minions (Balda y Coffin, 2015), con 1.160; Los Increíbles 2 (Brad Bird, 2018), con casi 1.243; Frozen (Chris Buck y Jennifer Lee, 2013), con 1.270; o Frozen 2 (Buck y Lee, 2019), con 1.427.

películas animación más taquilleras
Disney

Pero la más exitosa en la taquilla mundial a día de hoy es El rey león (Jon Favreau, 2019), la versión nueva con imagen realista del filme homónimo (Rob Minkoff, Roger Allers, 1994), con 1.656 millones de dólares obtenidos. En conjunto, estos datos nos proporcionan la conclusión de que Disney reina en las producciones animadas de Hollywood, igual que antaño, pues ocho de estas diez películas son suyas, y las protagonizadas por el antihéroe Felonious Gru y los graciosísimos Minions son las excepciones, obra de Illumination Entertainment y Universal Pictures.