El clima ha cambiado muchas veces desde que el mundo es mundo. Algunas especies sucumbieron a estas modificaciones, pero otras muchas lograron adaptarse. ¿Por qué entonces estamos tan preocupados por lo que se nos viene?

Esta es una pregunta que muchas personas se hacen, sin pararse a pensar en que los anteriores fueron cambios paulatinos, mientras que el actual está siendo mucho más rápido a causa de las actividades llevadas a cabo por el ser humano. Por eso, si bien algunos animales y plantas lograrán hacerse a él, otros muchos no podrán hacerlo a tiempo y terminarán extinguiéndose. ¿Pero cuántos serán? ¿Estamos a tiempo de solucionarlo? Estas y otras preguntas son las que trataba de contestar un equipo de científicos de la Universidad de Arizona cuando comenzó un nuevo estudio, publicado ahora en PNAS. En él, recogen los datos registrados en el pasado sobre 538 especies, ubicadas en 581 ubicaciones, y analizan en qué medida se vieron afectadas por las alteraciones del clima. De este modo, llegan a una conclusión sobre el futuro de las especies animales y vegetales que pueblan ahora mismo la Tierra. Y lo cierto es que no son conclusiones alentadoras.

La carrera por la adaptación

En el estudio solo se tuvieron en cuenta especies de las que hubiese información suficiente de la evolución de su población con el paso de los años.

Así, pudieron comprobar que las peor paradas suelen ser las que viven en regiones tropicales, con una probabilidad entre dos y cuatro veces mayor de verse afectadas, pues la diferencia de temperatura con respecto a regiones más templadas está más pronunciada. Al contrario, las especies que viven en puntos con temperaturas algo más bajas siempre pueden migrar a otro lugar de clima ligeramente parecido, que siga siendo más frío cuando las temperaturas suban. Esto, de hecho, es lo que ha ocurrido históricamente en otros periodos de cambio climático, aunque ahora todo está sucediendo más deprisa.

Todavía es pronto para saber qué ocurrirá; pero, a grandes rasgos, depende de cómo varíe la temperatura global. Según explica uno de los autores del estudio en un comunicado, si nos atenemos a lo establecido por el Acuerdo de París, para 2070 habríamos perdido menos de dos de cada diez especies animales y vegetales. Sin embargo, si se produce un calentamiento solo un poco mayor, las consecuencias pueden ser dramáticas, llegando a perderse un tercio de todas las especies actuales, o incluso el 95% de ellas, si el ascenso de las temperaturas globales supera los 2’9ºC. Es hora de tomar medidas. El planeta ha vivido otros cambios climáticos, sí, pero antes no contaba con una especie que lo acelerara todo. Ya que nosotros somos esa especie en discordia, ¿qué menos que intentar buscar una solución?

👇 Más en Hipertextual