Uno de los momentos más emblemáticos de Avengers: Endgame es cuando Iron Man se sacrifica para derrotar a Thanos usando el Guantelete del Infinito. Curiosamente esa no fue la única alternativa que tuvieron los hermanos Russo para la escena, ya que el equipo de efectos especiales diseñó múltiples muertes, incluida una más "espeluznante".

En una entrevista con Insider, Matt Aitken, quien trabajó como supervisor de efectos especiales para Weta, dijo que presentaron una gama completa de muertes de Iron Man, una de ellas bastante terrorífica en donde al superhéroe le salta el globo ocular y queda colgando en su mejilla por el efecto de la energía de las gemas.

Aitken sabía que los Russo no elegirían esa versión, aunque de cualquier modo fue presentada a los directores para que la revisaran. Otra apariencia a considerar fue un diseño similar a Dos Caras, el villano de Batman, con un Tony al que se le veían los tendones y dientes. Al final también fue descartado por ser demasiado gráfico.

Los expertos de ILM y Weta Digital tenían como tarea lograr un equilibrio entre una apariencia de Tony que fuera convincente como para que la gente entendiera que iba a morir, y al mismo tiempo algo que no fuera aterrador para los niños. Al final el desgaste en el cuerpo y rostro de Iron Man son más evidentes, aunque no para perder el sueño.

Jen Underhall, productora de Marvel VFX, dijo que realizaron varias pruebas, desde las horroríficas a las menos espeluznantes. La idea era hacer entender las consecuencias de ponerse el Guantelete. Thanos y Smart Hulk son los ejemplos más evidentes del daño que puede causar tremenda energía.

Otro motivo para mantener intactos los ojos de Tony fueron sus últimos minutos con Pepper y Spider-Man. Un Iron Man devastado y con el ojo salido habría causado asco a los espectadores, quienes se habrían distraido de las últimas palabras del superhéroe.

👇 Más en Hipertextual