Cuando empezamos a subir fotografías a Instagram a finales de 2010, una de sus funciones más destacadas era el apartado de filtros que permitía alterar el color, la luminosidad o el contraste de tus fotos dándoles un aire antiguo o fantástico pulsando un simple botón.

Con el tiempo, Instagram ha ido evolucionando, añadiendo vídeos, historias, incluyendo chat, pero los filtros siguen siendo una seña de identidad y que otras redes sociales han imitado. Es más, en las tiendas de aplicaciones encontrarás multitud de aplicaciones con filtros, efectos y todo lo necesario para transformar tus imágenes antes de subirlas a Instagram.

Viendo que los filtros han mejorado considerablemente con la inclusión de la realidad aumentada, con ejemplos como Snapchat y sus orejas virtuales, Facebook decidió hacerse con Spark AR y así permitir a los usuarios de Instagram que creen sus propios filtros de realidad aumentada.

Filtros de Instagram a la carta

La herramienta se llama Spark AR Studio y puedes descargarla gratuitamente e instalarla en tu PC con Windows o en tu Mac con macOS. Como complemento, hay una app llamada Spark AR Player para iPhone y Android con la que podrás ver qué tal quedan tus nuevos filtros AR antes de integrarlos en tu app de Instagram.

Spark AR Studio puede parecer una herramienta compleja, y en parte lo es porque permite crear verdaderas virguerías, pero para el común de los mortales, nos será de gran utilidad para poner en marcha sencillos filtros sin complicarnos demasiado.

El único requisito para usar Spark AR Studio es tener una cuenta de Facebook, donde tendremos los efectos almacenados online y así añadirlos a Instagram posteriormente.

Los efectos se crean como proyectos. Cuando abras la app verás la ventana de Create New con sugerencias. La mayoría de filtros y efectos que permite crear aprovechan la realidad aumentada: gafas virtuales, maquillaje, fondos personalizados, máscaras decorativas… Pero también verás filtros de color para crear tú mismo al estilo del Instagram más clásico.

Y lo mejor es que Spark AR Studio te va guiando paso a paso. Otra particularidad es que durante el proceso verás qué tal queda el efecto con un modelo adaptado al dispositivo que quieras. Si quieres, puedes cambiarlo y así ver cómo quedan tus filtros y efectos en iPhone, iPad, Pixel, LG, Samsung, Nexus…

Es normal que al principio la interfaz de Spark AR Studio parezca complicada. Por suerte, Facebook nos ofrece una lista de guías y tutoriales para aprender a usar cada tipo de efecto y cada elemento de este estudio de creación de efectos y filtros con realidad aumentada.

Al terminar un efecto o filtro de Instagram, puedes guardarlo en tu computadora pero también exportarlo o subirlo directamente a tu Spark AR Hub donde podrás gestionar tus efectos y que pueden usarse tanto en Instagram como en Facebook según el destino que le demos durante el proceso de subida. Entre otras cosas, daremos un nombre al efecto y un icono para diferenciarlo.

Nuevos efectos para Instagram

El propósito de Spark AR Studio es crear efectos y filtros de Instagram para luego publicarlos en Facebook o Instagram y que cualquier usuario pueda usarlos por su cuenta.

Otra posibilidad es aprovechar los filtros que ya ofrece Instagram y explorar las novedades de otros usuarios para ampliar tu colección de filtros y efectos. Para ello, bastará con abrir Instagram en tu iPhone o Android, pulsar en el icono de la esquina superior izquierda para crear una historia y verás los filtros y efectos AR disponibles.

Al finalizar la serie de filtros por defecto verás el botón Explorar y accederás al catálogo de filtros de Instagram que aumenta a diario y que te servirá para disponer de nuevos filtros en tu propia app de Instagram. Con un poco de tiempo y esfuerzo, quién sabe si en el futuro encontrarás tus propios filtros publicados.

👇 Más en Hipertextual