A pesar de que Porsche ya tiene su deportivo eléctrico y Tesla hará lo propio con la llegada al mercado del Roadster, el fabricante de deportivos más icónicos del mundo todavía va con cierto retraso en su entrada en este mercado, y lo cierto es que parece que los conductores que quieran ponerse al volante de un eléctrico del caballo rampante tendrán que esperar unos cuantos años.

El SF90 Stradale es el primer híbrido enchufable de Ferrari

Y es que según apuntan en Reuters, no veremos un eléctrico de Ferrari hasta bien entrado 2025, cinco años de diferencia con la omnipresente Porsche y unos más cuantos por detrás del fabricante de eléctricos más aclamados del mundo, Tesla. Según parece, este retraso en la entrada del mercado de los EV no es caprichosa, si no que responde a algunas limitaciones que no cumplen con las exigencias de Ferrari: "la tecnología de la batería aún no está donde debería estar", apuntó el CEO.

Aunque los planes actuales de la compañía pasaban por poner un deportivo eléctrico en el mercado a la finalización del año fiscal 2022, todo parece indicar que habrá que sumar otro tres años para ver un Ferrari sin su icónico sonido de combustión.

“Todavía hay problemas importantes en términos de autonomía, en términos de velocidad de recarga. Así que eventualmente saldremos con uno. Pero es posterior a 2025. No a corto plazo”.

No obstante, aunque no veamos un Ferrari 100% eléctrico hasta dentro de unos cuantos años, lo cierto es que la compañía quiere que el 60% de sus coches vendidos para 2022 sean híbridos, cifras que arranca la llegada del SF 90 Stradale, su primer automóvil híbrido en producción en serie que se presentaba a principios de este año.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.