– Nov 18, 2019, 18:04 (CET)

Probamos Google Stadia, la promesa de los videojuegos sin barreras ni consolas

La propuesta de Google destierra algunos de los convencionalismos del videojuego, pero todavía tiene mucho que demostrar.

Google Stadia está a la vuelta de la esquina, y nosotros ya hemos tenido la oportunidad de probarla en una pequeña demo de la compañía en el que nos mostró el funcionamiento. Aunque todavía es pronto para hacer un juicio de valor, y desde luego está lejos de la experiencia real que ofrecerá el dispositivo cuando esté disponible en el mercado, lo cierto es que si sirve para hacernos una aproximación sobre el funcionamiento del servicio.

Lo primero que llama la atención es lo sencillo de su sistema. Que un simple navegador permita ejecutar títulos como Destiny 2, demuestra que, sobre el papel, la tecnología es sobresaliente, al menos desde el punto de vista de la sencillez de uso. Si bien no tuvimos acceso al catálogo completo y la conexión no era nada del otro mundo, sí que es cierto la simplificación del proceso para ejecutar a un juego es incluso más sencillo que el de una película en streaming.

Y es que el concepto es el mismo, por lo que la barrera de acceso se simplifica enormemente de cara a conquistar al jugador más ocasional. Puede que el punto fuerte de esta apuesta de Google tenga que ver directamente con facilitar el acceso a los videojuegos, y definitivamente lo hace, otra cosa es que la propuesta, que no es acceso ilimitado por suscripción, sino compra, dificulte un poco las cosas.

Sobre el mando, parece bastante cómodo, pero hay que decir que es muy ligero, mucho más que otros como el de Xbox o PS4, al menos en cuanto a sensaciones. No obstante, los motores de vibración son algo pobres, y lo cierto es que en algunas ocasiones pasa algo desapercibido y el feedback no es todo lo positivo que esperábamos. Sobre el input lag, poco que decir, puesto que nuestra prueba fue siempre conectado por cable y ahí funcionó de maravilla en todo momento.

Mando inalámbrico de Google Stadia
Google

En este sentido, una de las demostraciones que nos ofreció Google fue la de la trasferencia de partida entre pantallas, de un portátil a un móvil, y lo cierto es que pudimos ver como sin parar la partida de un dispositivo automáticamente se transfería al último en el que habían ejecutado el juego y mantenía el mismo punto de la historia. Con Destiny 2, por su concepto de juego vivo no funciona así, pero sí guarda automáticamente todo nuestro progreso. Eso sí, no hay juego simultáneo: al igual que servicios como Apple Music, si ejecutamos Stadia en otro dispositivo el juego se va a parar al momento y solo se va a poder utilizar en uno al mismo tiempo.

Lo que sí ofrece Stadia, confirmado por Google, es el multijugador local en aquellos título que lo soporten, por lo que eliminado el concepto de consola de sobremesa necesario, lo cierto es que la experiencia no varía y es igual de sobresaliente.

No obstante, hay algunas dudas todavía pendientes. Las circunstancia en las probamos Stadia no eran las mejores, sobre todo el términos de conexión, por lo que se apreciaba a simple vista que no corría a máxima resolución el juego (hablando de Destiny 2 en todo momento) y si que se apreciaron tirones y parones en el juego cuando la conexión no era todo lo óptima que debería haber sido.

Esto no debería ser un problema fuera de un edificio de oficinas y menos con la conexión de una casa, menos saturada que la de un centro de negocios, pero es un factor a tener en en cuenta sobre todo de cara a juegos que requieran que funcionen perfectos en todo momento, como los multijugador como Destiny 2.

Como decimos, la prueba fue bastante limitada como para hacer incluso unas primera impresiones, pero se trata de un concepto interesante que es positivo probar de primera mano para ser conscientes de sus capacidades. Sea como sea, Stadia llega a la tienda de Google con el siguiente catálogo:

  • Attack on Titan 2: Final Battle (Koei Tecmo)
  • Farming Simulator 19 (Focus Home Interactive)
  • Final Fantasy XV (Square Enix)
  • Football Manager 2020 (Sega)
  • GRID (Codemasters)
  • Metro Exodus (Deep Silver)
  • NBA 2K20 (2K Games)
  • Rage 2 (Bethesda Softworks)
  • Trials Rising (Ubisoft)
  • Wolfenstein: Youngblood (Bethesda Softworks)
  • Assassin's Creed Odyssey (Ubisoft)
  • Destiny 2: The Collection (Bungie)
  • GYLT (Tequila Works)
  • Just Dance 2020 (Ubisoft)
  • Kine (Gwen Frey)
  • Mortal Kombat 11 (Warner Bros. Interactive Entertainment)
  • Red Dead Redemption 2 (Rockstar Games)
  • Rise of the Tomb Raider: 20 Year Celebration (Square Enix)
  • Samurai Shodown (SNK)
  • Shadow of the Tomb Raider: Definitive Edition (Square Enix)
  • Thumper (Drool)
  • Tomb Raider: Definitive Edition (Square Enix)

Eso sí, hay algunas limitaciones de funciones a tener en cuenta que llegarán próximamente:

  • State Share, que permite compartir partidas guardadas, estará disponible hasta 2020
  • La opción para compartir juegos con la familia llegará en 2020
  • No habrá interfaz gráfica para los Logros/Trofeos. Esta llegará en los días posteriores al lanzamiento
  • El pase de regalo para un amigo se liberará dos semanas después de que recibas el bundle
  • El mando de Stadia solo funcionará de manera inalámbrica con los Chromecast Ultra.
  • Solo los Chromecast Ultra que se incluyen en las Founder's Edition y Premiere Edition serán compatibles de inicio con Stadia.

Cada uno deberá valorar si quieren arriesgar ser de los primeros de probar un servicio de este tipo o esperar a que tanto catálogo como posibilidades de cara al futuro.