– Nov 7, 2019, 8:01 (CET)

¿Podrían llevarse a cabo las políticas ‘verdes’ de Más País?

Iñigo Errejón presentó un Green New Deal español como su apuesta de campaña para el 10-N. Analizamos las principales medidas con expertos en el sector climático, laboral y de movilidad.

Este domingo, los españoles volvemos a las urnas por segunda vez en poco más de medio año. Unos meses marcados por la negociación fallida entre el PSOE y Podemos y, además, por el nacimiento de Más País con Iñigo Errejón a la cabeza. El ex número dos de la formación de Pablo Iglesias decidió presentarse por su cuenta y una de sus mayores apuestas políticas ha sido el Green New Deal, en alianza con el partido verde Equo.

El programa es hasta ahora uno de los más ambiciosos en materia climática pero, ¿hasta qué punto pueden llevarse a cabo las medidas que proponen? Errejón apuntó en la presentación del programa electoral que éste es entendido como una declaración de intenciones. Declaración o no, las medidas ya han sido presentadas como el plan de Más País para intentar, por lo menos, conseguir los votos suficientes para entrar en el Congreso.

Uno de los puntos más ambiciosos del programa es la implementación de la ley sobre cambio climático que busca reducir en un 55% las emisiones en 2030 y llegar a cero en 2040. Asimismo, planean que, en 2040, España se alimente de energía limpia 100% y que se reduzca la reducción de consumo energético en un 20 por ciento en 2030 respecto a 2015.

Para la transformación “verde” de España, la formación promete una inversión media de entre 6 mil y 8 mil millones de euros al año.

Al respecto, la investigadora climática y profesora de la Universidad Autónoma de Madrid, Gemma Durán, apuntó para Hipertextual que los objetivos climáticos del partido son ambiciosos a largo plazo. “No tanto respecto a la reducción de emisiones, que está en línea con la propia UE que lo establece en un 55% para 2030, pero sí en cuanto al objetivo de cero emisiones que, en este programa electoral está fijado como marco temporal el 2040 muy por delante de la UE que lo ha establecido para el 2050”.

Sin embargo, para ello, se requeriría un gran cambio en el modelo productivo, según Durán, con reajustes económicos importantes y acompañado de inversiones con colaboración público-privada. En este contexto, la experta indica que la Administración pública debe plantear medidas relacionadas con los sistemas de transporte y la energía, así como incentivos y ayudas para llevar a cabo el proceso de descarbonización.

“Estamos hablando de inversiones que habría que realizar a corto plazo, dada la situación de emergencia climática que tenemos actualmente. Algunos estudios (como el de Deloitte) cifran estas inversiones entre 330.000 y 385.000 millones de euros de aquí al 2050, aproximadamente unos 10.000 millones de euros al año”.

Un cambio radical y necesario

Para Fernando Ferrando, presidente de la Fundación Renovables, el reajuste que ya plantea Durán debería parecerse más a una transformación total. A pesar de que también reconoció que las metas ambientales que plantea la formación son ambiciosas, subrayó que son coherentes con las políticas que presentan.

"Establecen primero el no fomento del gas natural en las residencias, trabas a vehículos de combustión interna, rehabilitación de edificios, planes en la ganadería e industria. Eso lo que tiende a es cambiar nuestro comportamiento a al hora de consumir energía", afirmó en entrevista con Hipertextual.

Estos puntos estarían recogidos dentro de la Ley de Cambio Climático de Más País, una iniciativa que plantean todos los partidos que se presentan este domingo a las elecciones menos los ultraderechistas de Vox.

Ferrando se refiere con que los objetivos de Más País son coherentes a este tipo de políticas que pueden llegar a lograr cambios en la sociedad, a diferencia del plan del Gobierno actual en funciones, que plantea que el 42% de la energía sea renovable para 2030 pero, en cambio, el peso de la electricidad es del 27%. Si no incrementan su uso, explica el entrevistado, van a tener que seguir apoyándose en el uso de los combustibles.

Una transformación total de nuestra forma de vivir, de consumo y de vida no parece tarea fácil. Pero para el director de Renovables, el contexto actual dejo poco margen de maniobra, sobre todo después de que 11.000 científicos declararan esta semana la emergencia climática. "Si se declara esta emergencia, no podemos pedir una transición tranquila. Tenemos que pedir ruptura y revolución".

Según el balance climático del experto, las políticas, aunque ambiciosas, son las más enfocadas a combatir el cambio climático, seguidas el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) -por los objetivos que ha presentado en Bruselas-, Unidas Podemos, el Partido Popular, Ciudadanos y, en último lugar, Vox.

Las medidas del partido de Iñigo Errejón pueden parecer poco factibles a mediano plazo pero, teniendo en cuenta la situación en España, el cambio radical que mencionaba Ferrando parece necesario. El país tiene la mayor dependencia energética de Europa (83%), y en 2019 las emisiones subieron un 17% respecto a la cifra de los años 90. Mientras, las de los países de la Unión Europea han bajado de media un 23%.

La movilidad como servicio integral

Por otro lado, Más País apuesta por una reforma de las leyes de movilidad para implementar sus políticas verdes. Con el objetivo de aprovechar las plataformas existentes, plantean crear la app “Mobility as a service” que integre todos los operadores públicos y privados de movilidad compartida y transporte público colectivo. La finalidad es que cualquier persona pueda acceder a todas las ofertas de transporte en todas las ciudades de España sin necesidad de darse de alta en otras aplicaciones.

Sin embargo, en la propuesta política para las elecciones de este domingo no se especifica cómo pretenden fomentar y conseguir la comunicación entre los consorcios de movilidad de las diferentes ciudades.

Héctor Tejero, encargado del programa electoral de Más País, reconoció recientemente para Hipertextual que no es proceso fácil de negociar. "Hay que poner voluntad política, acuerdo y echarle horas (...) Los motivos concretos por los que no se consiguen poner de acuerdo los desconozco, pero es impensable que a empresas privadas como Uber y Cabify les vaya genial y el transporte público vaya 10 años por detrás".

Julián Sastre, socio fundador y presidente del Instituto de Movilidad, explicó en entrevista con este medio que la propuesta de Más País es posible y recordó que ya se han llevado a cabo proyectos parecidos en países europeos como Alemania.
Sin embargo, para conseguirlo es necesaria la voluntad política y llegar a acuerdos políticos entre diferentes áreas y administraciones.

Además, “un marco legal que lo permita. En este caso sería bueno retomar una ley de financiación del transporte público que se habla desde hace años pero nunca se concreta”, especificó, y puso de relieve que la tecnología ya está disponible para dar este salto.

Paralelamente, el partido creado por Errejón quiere limitar los vuelos peninsulares para los cuales exista una alternativa competitiva en tren. El objetivo detrás de esta iniciativa es privilegiar el sector ferroviario porque cada viaje, por ejemplo, en AVE, contamina 20 veces menos que uno en avión.

Según el programa, para poner en práctica este aspecto pretenden aumentar el IVA de los billetes, “gravando el impuesto al queroseno de los vuelos peninsulares, mediante la posibilidad de una tasa adicional a los billetes de avión como la que ha establecido Alemania y, finalmente, planteando la limitación progresiva de dichos vuelos”.

Para Sastre, más allá de las políticas de sostenibilidad de las administraciones, la clave está en mejorar los servicios y aumentar las competencias del servicio de trenes para que, en lugar de tener que restringir los vuelos comerciales, los viajeros elijan la opción más sostenible y también la más beneficiosa desde el punto de vista ambiental.

En materia laboral

Además de estas medidas, Iñigo Errejón presentó otras que llaman la atención como la reducción del horario laboral a 32 horas semanales, lo que se traduciría en una semana laboral de 4 días o “modulada de modo flexible, en semanas de 5 días o mediante su acumulación en años sabáticos pagados”, explicó.

Errejón defiende esta iniciativa para que se trabaje menos con el fin de mejorar el medio ambiente, porque se utilizará menos el transporte, y también por temas de salud, porque los trabajadores tendrán más tiempo libre para practicar deportes.
Una medida parecida fue planteada por Unidas Podemos para reducir la jornada a 34 horas, seis menos de la cifra en vigor actualmente.

Al respecto, Carlos Gutiérrez, Secretario Confederal de juventud y nuevas realidades del trabajo de Comisiones Obreras (CCOO), apuntó que esta medida debe ser planteada en una mesa de diálogo social para llegar a un acuerdo con todos los agentes, tanto por parte de las empresas como de las organizaciones.

“Nosotros vemos la viabilidad de reducir de forma paulatina la jornada laboral. Porque llevamos muchos años con 40 horas y hay muchos avances en sector”, dijo Gutiérrez en entrevista con Hipertextual. Asimismo, añadió que esta opción ya está sobre la mesa y que la reducción de la jornada se va adaptando a cada una de las necesidades de cada empresa y sector.

Por otro lado, en el caso de que Más País llegara al Gobierno, su propuesta dependería de la configuración del Parlamento y la proposición de ley para reformar el Estatuto de los Trabajadores debería ser aprobada por el legislativo.

Éstas son algunas de las iniciativas más comentadas de Más País, sobre todo, por tratarse de planes con muy pocas posibilidades de cumplirse en una supuesta legislatura de 4 años. Sin embargo, los políticos dentro del partido sostienen que su programa electoral se acerca más a una declaración de intenciones para sentarse a negociar con las otras formaciones.

"Esto no quiere decir que (los programas electorales) estén para incumplirse, simplemente marcan una dirección de trabajo, porque hay cosas que son muy complicadas que se van a un marco de 10 años".