Este jueves el Parlamento Europeo se ha reunido en pleno para decidir si declaraba la situación de emergencia climática dentro de las fronteras del continente. Aunque el presidente de la comisión de Medio Ambiente del Parlamento Europeo, Pascal Canfin, reconoció antes de la reunión que una decisión afirmativa sería más bien una medida simbólica, al no poder cambiar la situación de la noche a la mañana, se trataba de una iniciativa muy necesaria. Por eso, finalmente la decisión mayoritaria entre los eurodiputados ha sido el “sí”.

Emergencia cuestionada

Finalmente, 429 eurodiputados se han manifestado a favor de la declaración de emergencia climática, mientras que otros 225 han votado en contra y un total de 19 se han abstenido.

Entre los opositores se encuentran los partidos más conservadores de Europa, que han insistido en declarar la situación como urgencia, en vez de emergencia. No obstante, en España el Partido Popular sí que ha votado a favor. No ha sido el caso de VOX, agrupado dentro del grupo conocido como ECR, cuyos miembros han vuelto a insistir en su teoría de que el cambio climático no es más que un invento.

Un “invento”, según ellos, pero lamentablemente una realidad que ha llevado recientemente a 11.000 científicos de todo el globo a firmar un documento en el que exponen una situación de emergencia climática mundial y reclaman que se refuercen las directrices empleadas por los diferentes países para combatir el problema.

Mientras tanto, los fenómenos meteorológicos se vuelven más agresivos en buena parte del planeta, muchas especies animales comienzan a extinguirse a causa del cambio del clima, casi el 40% de las plantas terrestres se encuentra en peligro, e incluso muchas enfermedades, hasta ahora dormidas, podrían resurgir con la fusión del hielo. Un hielo cada vez más escaso en punto en los que muchos glaciares ya han desaparecido para no volver.

¿Y ahora qué?

Tras la resolución del parlamento se ha instado a la nueva Ejecutiva, presidida por Ursula von der Leyen, a evaluar plenamente el impacto climático y ambiental de las propuestas presupuestarias y legislativas necesarias.

Además, se buscará que todas estas propuestas sean acordes al objetivo de mantener el calentamiento global por debajo de 1’5 grados, con respecto a las temperaturas preindustriales.

Finalmente, la Comunidad Europea se ha comprometido también a hacer todo lo posible para alcanzar el Pacto Verde Europeo, cuyo objetivo es descarbonizar la economía, con el fin de cumplir lo establecido en el Tratado de París, y luchar contra la degradación de la naturaleza y de los ecosistemas, para combatir la contaminación y promover la economía circular.

👇 Más en Hipertextual