La seguridad es un tema que Disney se toma muy en serio. No solo en los tráilers de películas exitosas — como Avengers: Endgame — que cuentan con un candado digital para evitar ser filtradas, sino también con el guion que se ofrece a los artistas. Con todo esto, siempre habrá un tropezón y le ha tocado a la película más esperada del año: Star Wars: El ascenso de Skywalker.

En una entrevista en Good Morning América, J.J. Abrams confesó que un guion legítimo de la película terminó en eBay luego de que uno de los actores lo olvidara bajo la almohada. El director no quiso dar el nombre del culpable, solo especificó que el script llegó al sitio de subastas y fue recuperado por Disney antes de que se vendiera.

La seguridad es una locura. La compañía estaba realmente nerviosa por cualquier cosa que saliera, por lo que solo tenían un puñado de guiones y estaban impresos en un papel loco imposible de copiar, y luego uno de nuestros actores lo dejé debajo de su cama, y fue encontrado por alguien que estaba limpiando su lugar. Y se lo dio a otra persona que luego fue a venderlo en eBay, y alguien de la compañía dijo: 'Sabes que hay un guion que parece que es un guion legítimo que está a la venta en eBay'. Lo recuperaron antes de que se vendiera

Abrams no dio mayor información al respecto, a pesar de que el entrevistador preguntó si lo habían comprado de vuelta. Conociendo a Disney y su maquinaria legal, es casi un hecho que el vendedor de eBay recibió la "amable" advertencia de los abogados para desistir y entregar el libreto antes de enfrentar un proceso legal.

Otro tema que llama la atención es la libertad que se le dio a los actores de llevarse parte del guion a su casa. Tratándose de Star Wars y de una película que cierra un ciclo iniciado en 1977, uno esperaría un nivel de seguridad similar al de los hermanos Russo con Avengers: Endgame, en donde solo Robert Downey Jr. fue autorizado para recibir el guion completo, mientras el resto leía fragmentos en una habitación.