Tras la irrupción del notch, no solo en la gama alta sino en todas ellas –incluyendo las más básicas, también de Samsung– algunos fabricantes se lanzaron a la búsqueda de su eliminación mediante perforaciones en la pantalla y sistemas motorizados de todo tipo. El próximo gran intento pasa por evitar ambas soluciones.

Según medios coreanos y de acuerdo a "fuentes de la industria", Samsung también estaría interesada en intentarlo con un panel Amoled a través del cual la cámara pueda caoturar fotografías sin necesidad de recortes, como hemos visto en los Galaxy S10 o Galaxy Note 10.

Se une así a las intenciones declaradas por sus competidores chinos Oppo y Xiaomi, tras haber demostrado ambos el funcionamiento de esta tecnología en sus respectivos prototipos.

Según las fuentes citadas, Samsung estaría incorporando ahora el equipamiento necesario para la fabricación de estas pantallas, que entrarían a producción a partir de este mismo mes. Su inclusión en productos finales es más que probable para las gamas intermedias, como los Galaxy A, y se habla del próximo año para su despliegue comercial.

Todavía está por ver si estos sistemas están a la par de las actuales cámaras en notch o, siquiera, de los sensores más reducidos que vemos en los sistemas móviles y retráctiles. Probablemente, como ya ocurrió con estos ingeniosos sistemas, la novedad esté en ellos mismos durante la primera generación, y el peaje esté en la calidad de sus resultados.

👇 Más en Hipertextual