Google Pixel 4
– Oct 15, 2019, 18:10 (CET)

Google renueva la cámara del Pixel 4: ¿qué aporta para competir con el iPhone 11 Pro?

Google ha presentado el Pixel 4, que llega con importantes añadidos en el apartado fotográfico. ¿Suficientes para competir con el iPhone 11 Pro de Apple?

Los nuevos Google Pixel 4 y Pixel 4 XL ya han sido presentados de manera oficial, poniendo así fin a un largo periodo de rumores acerca de estos nuevos terminales. Dos dispositivos que llegan para competir en la gama más alta del mercado y que ponen un especial énfasis, como era de esperar, en la fotografía para reclamar un hueco en este competitivo segmento.

Tras un iPhone 11 Pro que ha devuelto a Apple a la carrera por la excelencia fotográfica y que ha dotado al smartphone de la compañía de Cupertino de opciones como un gran angular o un modo de disparo nocturno que se sitúa a la cabeza en lo que calidad de resultados se refiere, quedaba por ver los movimientos de Google en un área donde siempre se había desenvuelto de forma notable. ¿El resultado? Unas cuantas novedades que prometen hacer más que interesante la batalla fotográfica en el último tramo del año.

Google y la fotografía computacional

Los smartphones Pixel siempre se han caracterizado por focalizar gran parte de su peso en el software y la computación realizada detrás de cada toma y no tanto en el hardware. En el Pixel 4 no es una excepción, aunque también hay novedad en el apartado del hardware con la inclusión de una segunda lente teleobjetivo en la parte trasera. Esta permitirá ofrecer mayor detalle en las fotografías con modo retrato, además de posibilitar el realizar zoom (1,8x) sin pérdida de calidad. Este dispone de una apertura f/2.4, algo peor que la del iPhone 11 Pro (f/2.0), la cual ha mejorado Apple este año de manera específica para mejorar la cantidad de luz que se captura en cada escena.

Al citado zoom se le suma un aumento digital hasta 10x, combinado con el procesado de la firma, promete ofrecer unos resultados por encima de la media en un caso similar. No cuenta con un gran angular, como sí lo hace el smartphone de Apple, algo que Google justifica asegurando que "el gran angular puede ser divertido, pero el telefoto es más importante".

Google Pixel 4

El Google Pixel 4 ofrece, además, varios controles que permitirán ajustar diferentes parámetros de las escenas en tiempo real, como el Live HDR+ o la doble exposición, pudiendo controlar al detalle cómo queremos que los brillos y las sombras queden reflejados en una fotografía al momento de tomarla. Aunque el modo retrato ha sido también mejorado, y ahora es más exacto y permite tomar fotografías de objetos más amplios, parece que seguirá sin mostrar el desenfoque en tiempo real en la aplicación de la cámara, procesándose este una vez hecha la toma.

La firma de Mountain View ha puesto especial énfasis en las posibilidades de su cámara a la hora de "ver más allá del ojo humano", con un balance de blancos inteligente que se ajustará a los colores reales de los objetos o personas y no a los que estos tengan por encontrarse en un entorno condicionado por reflejos o una luz determinada. Como no podía ser de otra manera, el modo de disparo nocturno Night Sight también ha sufrido una mejora generacional, y este será uno de los puntos donde más se concentran las incógnitas en relación a su potencial frente al terminal de Apple. Incorpora el modo Astrografía, que dará la opción de capturar el cielo y los cuerpos presentes en él con mayor detalle y nitidez.

Lucha de gigantes

La vara por la cual se mide la calidad de un smartphone a día de hoy, especialmente entre aquellos que su precio se sitúa en los varios cientos de euros (o muchos miles de pesos, México), la cámara, y es complicado decantarse por uno o por otro evaluando lo que ofrece sobre el papel. Del iPhone 11 Pro ya sabemos todo, pero del Pixel 4 aún falta poder probarlo a fondo y compararlo contra alternativas como la mencionada.

Si bien hay aspectos en los que Google no parece haber puesto especial énfasis, como el del vídeo (el Pixel 4 graba 1080p a 30 fps, 60 fps o 120 fps; 720p a 240 fps y 4K a 30 fps, mientras que el iPhone 11 Pro cuenta con grabación 4K a 24 fps, 30 fps o 60 fps, 1080p a 30 fps o 60 fps y 720p a 30 fps, además de una ingente cantidad de ajustes y posibilidades añadidas), en otros todo apunta a que los resultados serán ciertamente parejos. En muchos casos será cuestión de gustos personales; en otros, puede que exista un ganador claro. Lo veremos, en cualquier caso, próximamente en nuestro análisis.