Google ha revelado, finalmente, su nuevo Pixel 4. El smartphone buque insignia que viene a dar el relevo al presentado hace ahora un año llega al mercado para convivir en el segmento más alto y *premium* del mismo, como lo han hecho en el pasado los terminales de la compañía.

Lo hace con un buen puñado de características que pretenden llamar la atención del consumidor a base de especificaciones, dado que la parte del diseño no destacada de manera especial ni en su delantera ni en su trasera (más allá de una nueva y llamativa opción en color naranja). Entre todo ello, una incógnita clara: ¿será capaz de batir a toda la competencia en el apartado fotográfico?

| Características | Pixel 4 |
|:--|:--|:--|
| Pantalla | 5,7" FHD+ OLED 90 hz|
| Almacenamiento | 64 o 128 GB |
| Dimensiones | 68,8 x 147,05 x 8,2 mm |
| RAM | 6 GB |
| Procesador | Qualcomm Snapdragon 855 con Pixel Neural Core |
| Cámara trasera | 12 MP Dual-Pixel + 16 MP telefoto |
| Cámara frontal | 8 MP |
| Batería | 2.800 mAh con carga rápida 18W |
| Audio | Altavoces estéreo |
| Resistencia | IP68 agua y polvo |
| Seguridad | Chip de seguridad Titan M |
| Otros | Reconocimiento facial y Motion Sense |
| Precio | 759 € (64 GB) y 859 € (128 GB) |

## Google Pixel 4, gestos y cámaras

A la anterior cuestión solo podremos contestar una vez hayamos probado el teléfono en profundidad y veamos cómo se equipara su cámara frente a los smartphones que apuntan alto en este momento del año, como el iPhone 11 Pro. Por lo pronto, la firma de Mountain View incorpora una segunda lente teleobjetivo en su parte trasera para ofrecer tomas con zoom sin pérdida de calidad (1,8x) y un mejor modo retrato.

Para el resto de especificaciones, la empresa apuesta por el procesador Snapdragon 855 –que queda obsoleto de facto nada más salir al mercado, con los primeros smartphones con el 855+ ya comercializándose, como el OnePlus 7T o el Realme X2 Pro–, una RAM de 6 GB y un almacenamiento que oscila entre los 64 y los 128 GB. Se acompañan de una batería de 2.800 mAh con carga rápida de 18W cuya capacidad total, al menos sobre el papel, parece algo justa si lo comparamos con la competencia.

Con unos precios que van de los 759 a los 859 euros y una distribución que en España se limitará a la tienda online de la firma, la gran pregunta es si Google será capaz de plantar cara a los grandes gigantes de la telefonía o volverá a pasar, en términos de ventas, un año más sin pena ni gloria por el mercado de smartphones. El tiempo dirá.