– Oct 10, 2019, 14:40 (CET)

¿Era necesaria una serie sobre Batwoman?

Batwoman es la primera heroína abiertamente lesbiana en protagonizar una serie del universo DC. Además, es uno de los personajes de Gotham que aún no había tenido su oportunidad en el live-action, pero ¿son suficientes estas razones para darle su propia serie? En este artículo, analizamos la historia del personaje y su influencia en el mundo del cómic.

¡Cuidado! Este artículo contiene spoilers del primer capítulo de Batwoman.

Octubre es sinónimo de estrenos en el universo de las series DC. En cuestión de muy pocos días, el Arrowverso se ha vuelto a poner en marcha con los primeros capítulos de las nuevas temporadas de Supergirl, Arrow, The Flash y Black Lightning. Este año, apartamos la mirada de Star City para fijarnos en Gotham. Allí, Batman lleva tres años sin hacer acto de presencia y su prima, Kate Kane, toma el relevo del vigilante nocturno como Batwoman.

La serie se ha estrenado el pasado martes en HBO, con un primer capítulo que deja muy claro el enfoque de acción y drama que va a tener la temporada. Ruby Rose se ajusta el traje azabache para transformarse en la heroína que acabará con el crimen en Gotham; una heroína que carga con un bagaje emocional tan pesado como el del propio Bruce Wayne. La joven perdió a su madre y su hermana gemela siendo muy pequeña en un accidente que Batman no pudo evitar. Años más tarde, su carrera militar se truncó por culpa de la homofobia de sus superiores. Los primeros minutos del capítulo, nos muestran el entrenamiento de Kate en algún lugar del ártico con un maestro indígena.

El episodio es una muestra de la preparación física de Ruby Rose para encarnar a la heroína. Aunque ya habíamos disfrutado de su maestría para las escenas de acción en John Wick: Capítulo 2, sigue sorprendiéndonos con unos logrados momentos de lucha cuerpo a cuerpo. Interpreta a un personaje misterioso, oscuro y cerrado, en el que se intuyen fuertes traumas emocionales vinculados a la pérdida y la mala relación con su padre. Unas características que atraen al público y la acercan a la imagen reservada del propio Batman. Como mínimo, la temporada promete ser entretenida, pero ¿era necesaria? Analizamos la historia del personaje para descubrirlo.

Debut en live-action

HBO

Tanto Batwoman como Batgirl nacieron en 1956 en el número 233 de Detective Comics, como respuesta a las insinuaciones de que Batman y Robin mantenían una relación amorosa. Una historia que había ganado fuerza gracias a la publicación de Seduction of the Innocent dos años atrás, en el que el psiquiatra Fredric Wertham denunciaba la influencia negativa del cómic en los jóvenes y el subtexto gay entre el Caballero Oscuro y su compañero. Para acabar con los rumores, crearon a estos dos personajes de modo que sirvieran de interés romántico heterosexual para cada uno de ellos.

Mientras que la Batgirl de Barbara Gordon tuvo una continuidad más o menos sólida en los cómics y series animadas del universo de Batman, Batwoman no tuvo tanto éxito. Apareció de forma recurrente durante una década y después se esfumó hasta la serie 52 de 2007. En este arco, aparece por primera vez una Kate Kane muy similar a la que conocemos en la serie de The CW, que toma el mando de la seguridad de Gotham tras la desaparición de Batman. Además, deja a atrás su pasado como respuesta contra los rumores LGTBI+ para convertirse ella misma en uno de los iconos lésbicos más importantes del mundo del cómic.

En esos años, Kate Kane apareció de forma recurrente en Detective Comics y consiguió su propio arco en solitario, Batwoman, en 2011. A través de estas historias, fuimos conociendo al personaje y su trágico pasado. Tras la pérdida de su madre y su hermana, la relación con su padre se enfría y tiene que enfrentarse, además, a la homofobia institucional del cuerpo militar. Sus aspiraciones siempre van ligadas a la responsabilidad de querer ayudar a los inocentes y evitar otras desgracias como la suya propia. En la actualidad, tiene un papel central en la serie Detective Comics, donde dirige una suerte de campamento para jóvenes héroes.

Sin embargo, sus apariciones en lo audiovisual han sido más bien anecdóticas. En la serie animada Batman: The Brave and the Bold es una acróbata llamada Katrina Moldoff quien se esconde bajo la máscara, y en Batman: Mystery of the Batwoman, se descubre que hay tres mujeres haciéndose pasar por la heroína. También ha tenido un papel secundario en la película de dibujos Batman: Bad Blood y ha aparecido en algunos videojuegos recientes. Era el momento de que Kate Kane diera el salto al live-action y no podría haber una opción mejor que Ruby Rose para ello.

Icono LGTBI+

Al contrario que Batgirl, Batwoman no es la compañera de Batman, sino que trabaja al mismo nivel, ya que asume su posición cuando Bruce desaparece. Por sí misma, esa ya era una muy buena razón para darle un papel en de carne y hueso que la diera a conocer a una audiencia mayor. Pero, además, es uno de los personajes LGTBI+ más icónicos del universo DC.

Kate siempre ha tenido clara su orientación sexual y no la ha escondido ni siquiera cuando su carrera militar se puso en juego. En los cómics, ha mantenido relaciones sentimentales con dos mujeres: Renee Montoya y Maggie Sawyer. En el primer episodio de la serie, se hace referencia a una relación pasada con Sophie Moore (Meagan Tandy), excompañera de la escuela militar.

HBO

Sobra decir que la representación del colectivo LGTBI+ en el mundo de los superhéroes es prácticamente nula, mucho menos en las adaptaciones al medio audiovisual. Los cómics de DC muestran algún que otro personaje del colectivo, como Harley Quinn, que ha tenido romances tanto con el Joker como con Poison Ivy, y Catwoman, también bisexual. Aunque ambas han tenido su momento en el cine, no se ha tratado su sexualidad. Batwoman es la primera superheroína de DC en protagonizar su propia serie.

Por lo que el primer capítulo nos deja entrever, además de ser entretenida y llena de misterio y acción, Batwoman promete visibilizar la orientación sexual de su protagonista, ya que su pasada relación con Sophie es un tema central de la trama. Con un panorama audiovisual tan falto de representación, la existencia de esta serie era más que necesaria, tanto para fans del personaje, como para las jóvenes LGTBI+ que, por fin, tienen un referente al que admirar.

¿Qué aporta Batwoman al Arrowverso?

La existencia de Gotham en el Arrowverso ya se confirmó en el crossover de la temporada pasada, en el que Ruby Rose tuvo un papel secundario, pero revelador. Esto quiere decir que participará también en los capítulos conjuntos de este año, Crisis en las Tierras Infinitas. No hay mucha información sobre el papel de Batwoman en esta reunión, pero la batalla promete ser dura. El showrunner de The Flash ya ha confirmado la muerte de Barry Allen, a la que podría sumarse la de Supergirl y Arrow, que también se sacrifican en el cómic original.

De ser así, Kate Kane sería una de las pocas supervivientes de la Crisis. Además, Rachel Skarsten, la actriz que da vida a la villana principal en Batwoman, confirmó en la Comic Con de Nueva York que Crisis en las Tierras Infinitas tendría un “enorme impacto” en la historia en solitario de Kate. No reveló más detalles sobre cómo se desarrollarán los acontecimientos porque, dijo, tiene “prohibido decir nada más”. En cualquier caso, el evento consolidará la posición de Batwoman en el Arrowverso.