Elon Musk, CEO de Tesla y SpaceX, compartió en Twitter su más reciente logro. El directivo afirmó haber publicado un tweet a través de Starlink, la red de satélites que comenzó a desplegarse el pasado 24 de mayo: "Enviando este tweet a través del espacio por medio de un satélite Starlink", afirmó Musk en su mensaje. Poco después agregó que todo había funcionado correctamente:

Y es que precisamente uno de los principales objetivos del proyecto es ofrecer conectividad de internet en todo el mundo. El plan de Musk es colocar 12.000 satélites en el espacio durante la primera etapa, de los cuales 60 ya se encuentran operando en este momento. No obstante, SpaceX ya solicitó permiso para desplegar otros 30.000 en una fase posterior. Para cumplir con la normativa de la Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos (FCC), la empresa aeroespacial debe tener 6.000 satélites en órbita antes de finalizar el 2024.

De hecho, poco después de su lanzamiento te compartimos un vídeo que muestra a los 60 satélites cruzando el cielo de Holanda. La idea de Starlink es brindar una conexión de 1 Gbps con una latencia muy baja, principalmente en zonas donde no existe la infraestructura de red adecuada. Los precios del servicio también serían asequibles, aunque por el momento no han revelado más detalles sobre su modelo de negocio.

Una vez que los miles de satélites se encuentren funcionando, no será difícil observarlos desde la superficie. De hecho, algunas personas se han mostrado contrarios a la iniciativa, afirmando que tantos satélites podrían bloquear nuestra visión sobre las estrellas. Por otra parte, existe preocupación por la basura espacial que podría acumularse con el paso de los años, sin olvidar el riesgo por las posibles colisiones.