– Oct 16, 2019, 15:50 (CET)

Del DVD al streaming: la Academia de Artes y Ciencias cinematográficas se renueva

La difusión del material entre los votantes de la Academia de Artes y Ciencias cinematográficas con vistas a las posibles selección de material para diversos galardones siempre ha sido motivo de discusión: desde la accesibilidad del tradicional DVD con versiones de estudio para la película hasta proyecciones privadas, los estudios siempre han intentado encontrar la mejor manera para asegurar que su contenido pueda llegar al mayor número de espectadores calificados. Ahora, la llegada de una versión streaming de las películas nominadas, llega para hacer todo más sencillo.

Durante buena parte de la historia de galardones de la envergadura, como el Óscar y el Globo de Oro, uno de los problemas principales que deben atravesar los estudios es asegurarse de que el contenido que se somete a selección llegue a las manos correctas. Desde DVD certificados por estudios hasta proyecciones selectas, las productoras han luchado con todo tipo de obstáculos para asegurarse que los votantes puedan no solo acceder al material, sino disfrutarlo desde la dimensión adecuada sin lograrlo siempre. Ahora, el streaming parece haber llegado con la solución ideal tanto para el estudio como para los miembros de los diferentes gremios con derecho a voto en la meca del cine.

Según información de Variety, los estudios estarían afinando planes para descartar de manera progresiva los DVD certificados y las proyecciones exclusivas, en beneficio de un nuevo sistema streaming que permitiría a los votantes de los Óscar y eventualmente, otros galardones, disfrutar de las películas en contienda de la forma más sencilla posible. Se trata de un paso de considerable importancia, que permitiría a los miembros de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas la posibilidad de disfrutar de los films en contienda en condiciones privadas y además, de la forma en que le resultara más fácil para un posterior análisis, lo que puede resultar complicado con el método de único evento de proyección.

Aunque hasta ahora el DVD había sido el método preferido de los estudios para la difusión del material a consideración para la opción a diversos galardones, continúa siendo un sistema que, en algunos casos, provoca la filtración del material original a la web, sistemas P2P o semejantes. De modo que el streaming podría ser una opción segura que, además, brinde total control sobre el contenido a distribuirse.

Hace poco, el presidente de la Academia David Rubin declaró en IndieWire que la institución pondría a disposición de la proyección en línea por medios privados de la mayoría de las películas que podrían entrar en la selección para el premio Óscar 2020, lo que significa un cambio que paradigma que podría modificar la forma en que se analiza el sistema de votación —que incluye el tiempo del cual dispone el miembro para ver y calificar los films propuesto— y la forma en que los estudios interactuan con los votantes.

No obstante, hay pocos detalles sobre cómo se llevará el cambio de sistema: “Todos los estudios están interesado en la posibilidad de la proyección streaming”, dijo un ejecutivo de cine a Variety. “Pero todavía no hemos recibido todos los detalles del proceso”, lo que quiere decir que lo más probable es que el sistema se pruebe a partir del ensayo y error entre grupos de muestreo específicos. Lo que sí está claro es que no será un proceso barato: según una fuente de la industria, a los distribuidores se les cobrará 12.500 dólares por película, lo que quiere decir que cada película propuesta por el estudio se tomará como un producto separado y tendrá un costo individual.

cine
Fuente: Pexels.

Una nueva mirada a la temporada de premios

Aunque por ahora los votantes ya pueden disfrutar de la versión streaming de documentales, películas animadas, cortos y otro material de corta duración (o que forman parte de catálogos de canales online) a través de la web de la Academia, el servicio que permitirá a los votantes ver las películas en contienda, estará activo a partir del año que viene a través de una aplicación de evaluación que se probará antes de la ceremonia de premiación.

Según Rubin, la Academia eliminará el uso de los DVD por “fines ambientales” y al mismo tiempo, con la intención de crear toda una nueva forma de relacionar a los votantes con el material a evaluar, lo que también implicaría un ahorro considerable para los estudios. Según fuentes internas de producción de la industria, enviar un DVD junto con su respectivo reproductor tiene un costo de 35 dólares por unidad, de modo que la transmisión streaming —además de disminuir las posibilidades de piratería— ahorraría a una casa productora alrededor de un millón de dólares. Por lo general, los estudios deben enviar un total de 30,000 DVD, no solo a los miembros de la Academia que participarán en la votación, sino también a distintos grupos de gremios y críticos, que participan de manera indirecta en las campañas de promoción y marketing sobre el tema.

Todavía no está claro, si el proceso de evaluación que comenzará a llevarse a cabo en unos meses será instaurado de inmediato como único de difusión del material cinematográfico a evaluar, aunque la intención de la Academia es que se lleve a cabo lo más pronto posible. “No va a suceder demasiado pronto porque los votantes aún quieren sus DVD, pero el objetivo es deshacerse de ellos”, dijo un analista a Variety “La Academia quiere que los gremios sigan su ejemplo”.

Por supuesto, se trata un tema de uso y costumbre, algo con lo que la industria tendrá que lidiar. Un votante de la Academia no identificado, insistió que lo más probable es que los DVD sigan siendo la opción preferida para buena parte del gremio, en especial debido a la resistencia a nuevas tecnologías. “Es una molestia: es otra cosa de tecnología que no necesita agregar a su vida”, explicó y además dejó claro, que todo el proceso de recibir el DVD (que incluye en algunos casos obsequios especiales por parte de los estudios) es una tradición a los que pocos querrán renunciar. “Les dices que solo pueden ver la película a través de un App de streaming y van a decir: "¿En serio?", añadió.

Aun así, lo más probable y a pesar de las quejas internar, es que la transmisión en streaming del material a evaluación se convierta en el método único en la industria mucho antes de lo que podría suponerse: ya la Academia de Televisión anunció en enero de este año que eliminaría por completo los DVD para la selección de los Emmy Primetime del año 2020. De hecho, el Screen Actors Guild y otros gremios han utilizado en experiencias puntuales la transmisión streaming para difundir diversos tipos de materiales, proclives a la evaluación de gremios y crítica. Que el resto de la industria se una a la tendencia, solo es cuestión de tiempo.

“Esta es una oportunidad maravillosa para que la Academia de un primer paso importante para lograr que la industria evolucione en un área de gran preocupación para nuestros socios y miembros, reduciendo costos y generando un tremendo impacto positivo para el medio ambiente”, dijo el presidente de la Academia de la Televisión Frank Scherma al explicar la decisión de los Emmy PrimeTime. “La televisión tiene un papel cada vez mayor como el medio de entretenimiento más innovador y popular del mundo, por lo que esta decisión abarca la evolución de las prácticas de visualización y las preferencias de los 25,000 miembros de la Academia y la industria en general”, añadió.

¿Estamos cerca de un cambio definitivo en la forma en que los votantes de la Academia se relacionan con el material a evaluar? Después de aumentar el número de miembros (que incluyó un mayor número de mujeres y representatividad étnica), lo más probable es que la democratización de medios para la evaluación del material, haga más sencillo la forma en que los votantes pueden emitir su opinión sobre películas y otro material cinematográfico. ¿Significará eso un cambio de paradigma en la forma en que se otorgan los galardones? Sólo resta esperar.