Las aplicaciones de modificación de imágenes mediante algoritmos de IA son cada vez más impresionantes. Este tipo de software, con los 'deepfakes' ahora al frente, desdibujan la cada vez más fina línea entre la realidad y la ficción.

Ahora es ZAO, una aplicación de deepfakes que se ha hecho viral en China, obteniendo en sus primeros días de vida de el primer puesto en la App Store. ¿La razón? Son demasiado buenos, y se producen a partir de una única foto en el propio dispositivo.

La aplicación puede mejorar sus resultados si se le proporciona más de una foto siguiendo las instrucciones, por ejemplo parpadeando o abriendo la boca. Pero sus resultados iniciales –más en el hilo de Twitter– dan que pensar. Y es que ya lo comentábamos hace un par de meses, cuando vimos que el proceso de creación de deepfakes desde cero podía llevar varias horas en equipos de alto rendimiento.

En este caso, lo que hace probablemente ZAO, como especula Allan Xia, es un preentrenamiento para una selección de vídeos a los que tiene acceso la aplicación. Esto permite que la aplicación de las caras se realice en cuestión de segundos y directamente desde un smartphone. Lo hace además con unos resultados que si bien todavía tienen recorrido, sorprenden por su realismo.

'Deep learning' y privacidad, de la mano

Recientemente vimos como FaceApp traía una aplicación que te mostraba tu 'yo' más viejo o DeepNude eliminaba la ropa en imágenes exclusivamente de mujeres. Todas ellas, con su escándalo particular de privacidad asociado, pero con una propiedad en común: facilitan una tarea de edición hasta ahora solo apta para profesionales.

Tras ZAO se encuentra, según afirma Bloomberg, el servicio de conexión y retransmisión en directo Momo. En sus primeros días, la aplicación acumulaba miles y miles de valoraciones negativas por parte de los usuarios, debido a este enfoque en materia de privacidad. los términos de uso de una versión previa se concedían permisos al servicio sobre los derechos de una forma "gratuita, irrevocable, permanente, transferible y relicenciable".

En la apicación actualizada estos términos se suavizan, ZAO se compromete a no usar estas imágenes de las caras de los usuarios o la de los minivideos creados para otros propósitos distintos a los de la mejora de la proopia aplicación.

Este mismo lunes, el Centro de Investigación para el eCommerce en China urgía a las autoridades a examinar el caso, por "violar ciertas leyes y estándares establecidos en el país y en la industria". De hecho, en la plataforma WeChat, operada por el gigante Tencent se han eliminado todos los links al servicio al haber numerosas quejas por "riesgos a la seguridad".