Los equipos de Sonos, además de ofrecer un sonido de calidad y una estética premium, han destacado desde sus inicios por su rico ecosistema. Los diferentes protocolos empleados en la transferencia de audio, la integración de servicios de streaming y la cuidada aplicación para ordenadores y dispositivos móviles constituyen una importante ventaja respecto a muchos de sus rivales, anclados a menudo en tecnologías Bluetooth convencionales.

Con el nuevos Sonos Port, presentado en el marco de IFA 2019, el fabricante estadounidense busca llevar las virtudes de su aclamado ecosistema a equipos de sonido convencionales –independientemente de quien los haya fabricado–.

El sucesor de Sonos Connect

El nuevo Sonos Port reemplaza, como es evidente, al Sonos Connect que la compañía ya comercializa en su página web. El nuevo modelo ofrece un sonido aún más nítido –gracias a un DAC mejorado– y está pensado para la comunidad de instaladores profesionales, cuyos altavoces no necesariamente forman parte del ecosistema Sonos.

El diseño del Port es sobrio y elegante, por lo que pasará desapercibido en los estantes en los que se ubique. Obviando la región posterior –donde se sitúan los diferentes puertos–, tan solo cuenta con un led en la zona frontal y el logotipo de Sonos en la parte superior.

En el interior se encuentra un interruptor de 12 V capaz de encender el amplificador tras recibir una señal entrante desde la aplicación de Sonos. De esta forma, el cliente puede gestionar con mayor eficiencia el encendido de su sistema de altavoces, pese a que este no sea inteligente.

El Port, como otros productos recientes de la marca, es compatible con el sistema AirPlay 2 de Apple, que permite reproducir contenidos con dinamismo y sencillez desde los equipos compatibles. También permite controlar la reproducción mediante la voz si se conecta un dispositivo inteligente compatible (como un Google Home o un Amazon Echo).

El Sonos Port estará disponible en unidades limitadas a partir del 12 de septiembre; la comercialización a gran escala se producirá a partir de 2020. Su precio de venta oficial es 449 euros.