Apple finalmente ha confirmado que el nuevo Mac Pro se fabricará en los Estados Unidos, tal y como sucedió con la generación anterior. Con este anuncio ponen fin a la especulación surgida en meses recientes, pues diversos reportes indicaban que la producción del ordenador sería trasladada a China.

Los de Cupertino mencionan que su decisión se debe a que Estados Unidos ha omitido las tarifas sobre ciertos componentes importados de la computadora. Además, anticipan que la fabricación comenzará pronto, aunque no concretaron un día exacto. El producto todavía no tiene una fecha de lanzamiento definida, pero se espera que llegue durante el otoño del presente año.

A finales de junio, The Wall Street Journal informó que Apple había decidido fabricar el nuevo Mac Pro en China. ¿Los motivos? Reducir costos y aumentar la velocidad de fabricación. Sin embargo, Donald Trump, presidente de Estados Unidos, dejó claro en julio que el ordenador pagaría impuestos adicionales al ser importada, lo cual elevaría su precio significativamente.

Si bien el gobierno estadounidense planeaba aplicar en septiembre nuevos impuestos a productos tecnológicos importados de China, después decidieron retrasarlos hasta el 15 de diciembre. Apple, sin embargo, cuenta con la garantía de que algunos componentes provenientes del país asiático no tendrán aranceles adjuntos, incluso después de la fecha mencionada. Esto impactará positivamente en los beneficios de la empresa.

Indudablemente, la decisión de las autoridades es una excelente noticia y una auténtica victoria para los dirigidos por Tim Cook. Ahora que la producción está cerca de comenzar, es probable que muy pronto revelen en qué momento estará disponible. Todo indica que Apple celebrará otro evento enfocado a hardware en octubre, y el nuevo Mac Pro sería nuevamente un protagonista.