Spotify lleva tiempo replantándose su estructura de precios. El último movimiento de la compañía ha sido de que cambiar el sistema del plan familia, y barajando una nueva opción para dos personas por un precio más reducido. El servicio de música en streaming también está buscando nuevas formas de aumentar sus ingresos vía conversión de usuarios freemium a premium, y para ello quiere dar más opciones a los usuarios para probar sus servicio de pago.

Ahora la compañía va a dar una vuelta de tuerca a su período de prueba, con la intención de que más usuarios lo prueben y, por tanto, haya más posibilidades de convertirlos en suscriptores de precio completo, el método de ingresos más importante de la compañía pues garantiza una fuente de ingresos constante. Y es que parece que un mes no es suficiente para que los usuarios se acaben decidiendo a convertirse en usuarios de pago, por lo que Spotify quiere ampliar el tiempo de prueba del servicio a tres meses.

De esta forma, supone un salto enorme respecto al mes que ya venían ofreciendo y al estándar más básico de la industria del streaming: ofrece un gratis para los nuevos usuarios y a partir de ahí pasar al servicio de suscripción.

El problema es que, a diferencia de otros servicios como Apple Music (que también ofrece tres meses) o Netflix y HBO en el caso del cine, Spotify también tiene una versión gratis ilimitada en el tiempo que basa su atractivo en anuncios y en funciones recortadas respecto a la versión de pago, por lo que muchos usuarios siguen usando la versión gratuita al terminar la prueba.

A partir del 22 de agosto, los usuarios elegibles recibirán los primeros tres meses de forma gratuita cuando se suscriban a cualquier plan premium de spotify. ** Desbloquearán un mundo de acceso a pedido a millones de horas de contenido de audio.

A partir de ahora, Spotify ofrece tres mese de prueba para el servicio premium en vez de los 30 días que ofrecía hasta ahora, lo que puede ser una buena oportunidad para probar la música en streaming y para impulsar este estándar dentro de los servicios de transmisión que ofrecen período de pruebas.