Días atrás se empezaron a revelar algunas de las escenas eliminadas en Avengers: Endgame, una de las más importantes y con carga emocional fue lo que ocurre justo después de la muerte de Tony Stark, cuando cada uno de los Vengadores se arrodilla frente a Iron Man.

Miles de fans han cuestionado por qué una escena que resulta un homenaje tan significativo al superhéroe que empezó el Universo Cinematográfico de Marvel con Iron Man en 2008 fue cortada de la edición final. Los hermanos Russo, directores de la película, han respondido y resuelto la duda durante un AMA —Ask Me Anything, pregúntame lo que quieras— un formato de preguntas y respuestas en Reddit.

"La escena de los Vengadores arrodillándose es increíblemente emocional pero cuando aún estaba dentro de la película, se sentía muy similar al momento en que todos los superhéroes están en el funeral de Tony, afuera de su casa. Las dos escenas, al ponerlas juntas, terminaban compitiendo y siendo redundantes".

Esa es la virtud y la maldición de las escenas eliminadas de largometrajes muy populares. Fuera de su contexto tienen valor y es interesante verlas, pero como parte de la película se terminan cortando, en muchos casos, por motivos narrativos, para no perder el ritmo o para no alargar algo que se puede comunicar en menos tiempo.

Esto último es especialmente relevante si tomamos en consideración que Avengers: Endgame dura tres horas. No hace falta explicar tantas veces que Tony Stark ha muerto y que el suceso ha afectado profundamente las vidas de muchas personas.