Mientras que Spotify es uno de los símbolos de identidad del entretenimiento musical dentro del Tesla, el resto de los fabricantes que integran Apple CarPlay o Android Auto no tienen un símbolo que determine la exclusividad de la música que escuchan los usuarios. Sea como sea, la música -y el servicio que la provee- también se ha convertido en un signo de estatus y en una forma de atraer posibles compradores a los coches, casi en el mismo sentido que la compatibilidad con un servicios multimedia móvil.

Apple, por tanto, tiene representación en todos los coches compatibles con CarPlay, pero depende del usuarios que es el encargado de elegir el servicio de streaming que quiere usar en su coche. No obstante, cada vez son más los fabricantes que firman acuerdos de exclusividad con un proveedor de streaming para integrarlo en sus coches, y desde luego, el de Tesla es el ejemplo más famoso.

Ahora, Porsche, uno de los grandes fabricantes que quiere competir directamente con Tesla ha confirmado que integrará Apple Music como su servicio de streaming musical por defecto, una línea contraria a la de Tesla y desde luego un punto de partida para Apple y para su servicio musical. Esto es importante por dos razones. La primera es que el Porsche Taycan es el primer 100% eléctrico que plantará cara en el mismo segmento de la gama alta de eléctricos a Tesla.

En segundo, porque será la primera vez que Apple Music llega como servicio separado a otros de Apple e integrado en un coche como app independiente, sin necesidad de ejecutar Apple CarPlay, puesto que tal como está planteado funcionará integrado en el coche como ya lo hace Spotify en los Tesla.

Además, la idea es ofrecer a todos los clientes de Porsche un paquete de servicios estandarizado, sin que tenga que depender de la suscripción que tenga cada conductor, por lo que la compañía ha confirmado que Apple Music estará disponible en todos los nuevos vehículos que tengan la tecnología para integrar los servicios de transmisión.