El gobierno de Estados Unidos, "liderado" por Donald Trump, no dio marcha atrás con los aranceles a China. La nueva tarifa sobre productos importados del país asiático, establecida en un 15%, entrará en vigor desde las 00:01 del domingo 1 de septiembre. Por lo tanto, diversos productos de Apple, así como los de otras compañías tecnológicas, se verán afectados este mismo fin de semana.

Algunos analistas del sector se mostraban confiados en que el máximo mandatario frenaría su propuesta de último minuto, pero no fue así. Los motivos para mantener la esperanza se basaban en el liderazgo e impacto que tiene Apple en su país de origen. Si China todavía no realiza movimientos para perjudicar a los de Cupertino, ¿por qué EE.UU. sí?, ¿por qué no proteger a las empresas nacionales?.

Esos son los cuestionamientos que se hacía Gene Munster, analista de Loup Ventures: "Agregar aranceles a cualquier producto de Apple sin ningún tipo de compensación para mitigar los efectos negativos, cruza la línea en muchas dimensiones", añadió en una entrevista con Bloomberg. Este último medio reveló cuáles serán los equipos golpeados por los nuevos impuestos:

  • Apple Watch y sus correas
  • AirPods
  • HomePod
  • Algunos auriculares de la firma Beats
  • iMacs
  • Algunas piezas de reparación para el iPhone
  • La memoria NAND Flash del iPhone

El iPhone no figura en el listado, pues las autoridades aplazaron las tarifas para este producto hasta el próximo 15 de diciembre. Si todo sigue su marcha y no hay un acuerdo entre ambos países, el terminal más popular del territorio elevará su costo de importación significativamente. Teniendo en cuenta que el iPhone sigue representando más de la mitad de los ingresos de Apple, el impacto de los aranceles en sus beneficios podría ser considerable.

Sin embargo, los dirigidos por Tim Cook están moviendo su maquinaria para reaccionar a tiempo. Diversos reportes, surgidos en meses recientes, informaban que la compañía planea trasladar parte de su producción a otro territorio: India. Hon Hai Precision, ejecutivo de Foxconn, aseguró en junio que el 25% de la manufactura de Apple ya se encuentra fuera de China. Nikkei, por su parte, estima que hasta el 30% de la fabricación puede dejar el país asiático en caso de ser necesario.

👇 Más en Hipertextual