Las películas basadas en videojuegos suelen ser como el agua y el aceite, aunque Pokémon: Detective Pikachu nos dejó un buen sabor de boca. Tal vez sea la actuación de Ryan Reynolds, o el hecho que es entretenida y no es una adaptación fiel de la franquicia, sino de un reciente juego que fue lanzado en 2016.

La buena noticia para Warner es que esta película alcanzó los 436 millones de dólares a nivel mundial, lo que la convierte en la película basada en un videojuego con mayores ingresos de la historia. Pokémon: Detective Pikachu ha superado a Warcraft, que hasta ahora era la cinta más exitosa con 433 millones de dólares, y Rampage, la cual recaudó 428 millones a nivel mundial.

Pokémon: Detective Pikachu no solo ha conseguido buenas ganancias, también goza de buena crítica y ha gustado a la audiencia. La película ingresó 58 millones de dólares durante su primer fin de semana, superando a Rampage y Lara Croft: Tomb Raider, el clásico de la década pasada protagonizado por Angelina Jolie y Daniel Craig.

Un detalle interesante es que la película basada en el juego de Nintendo cuenta con una distribución de ingresos mucho más nivelada que Warcraft, quien dependió de China para alcanzar el éxito. A pesar de gozar de buena aceptación de los fanáticos, la cinta de Duncan Jones tuvo un primer fin de semana decepcionante en Estados Unidos y fue destrozada por la crítica.

Su director ha dicho que le encantaría dirigir otra película basada en este universo, algo que podría resultar factible si se toma en cuenta que Warcraft rompió varios récords a nivel mundial en países como China, Rusia y Alemania. Como ejemplo, una cinta que fue financiada gracias al éxito mundial de su antecesora fue Pacific Rim Uprising.

👇 Más en Hipertextual