Google se encuentra ya probando el que será su próximo gran terminal en llegar al mercado, el Pixel 4. Si atendemos a lanzamientos pasados, será mostrado de manera oficial en octubre, y lo hará con un diseño que ya ha sido confirmado por la propia compañía. Además, se espera que este suponga también la consolidación de la firma de Mountain View como un fabricante que se puede medir de tú a tú con los grandes del sector en todos los aspectos posibles.

En este sentido, además de un exterior que apunta a ser más cuidado que el de los anteriores, la imagen mostrada por Google permitía contemplar de manera clara una segunda lente en la cámara trasera, siendo la primera vez que vemos esto en uno te los teléfonos de la compañía. La duda que despertaba este, por tanto era evidente: ¿cuál sería el uso al que estaría destinada dicha inclusión?

Nueva información obtenida en la quinta beta de Android Q, obtenida por XDA Developers, permite arrojar algo de luz y apuntar hacia un telefoto como añadido para la nueva generación de terminales Pixel.

Mejores sensores

Según muestran en la citada web, el código de la beta permite ver la palabra "telefoto" añadida a un sensor adicional, además del primario que ya acostumbran a montar los Pixel, en la versión 6.3 la aplicación Cámara de Google. Esta se muestra también adjunta al nombre en clave que la empresa da a su función Super Res Zoom, estrenada el pasado año y dedicada a ofrecer un aumento digital con menor pérdida ayudándose del procesamiento y la inteligencia artificial.

Parece inferirse, por tanto, que el Google Pixel 4 llegará con una cámara que dote al dispositivo de posibilidades de aumento óptico en cierto grado. Junto con la ayuda del Super Res Zoom para ampliar aún más dichas capacidades sin perder calidad en la foto, puede suponer una importante mejora a las ya sorprendentes capacidades fotográficas de los teléfonos de la marca.

Además, en dicho código se observa también un sensor frontal "IR" que, como bien apuntan desde la web mencionada, podría ser la abreviatura de "infrarrojo". Esto, por extensión, podría llevarnos a unas capacidades que posibilitaran al smartphone contar con reconocimiento facial, uno de los grandes ausentes en los Pixel actuales. En cualquier caso, es pronto para decirlo.