Fue en febrero del presente año cuando Samsung anunció el Galaxy Watch Active, un reloj inteligente enfocado en las actividades deportivas y la salud. Si bien restan varios meses meses para conocer la nueva generación, SamMobile ha filtrado algunas de las características que veremos en el próximo wearable, mismas que ya podemos encontrar en el Apple Watch Series 4 como unas de sus principales novedades.

Según el portal, el Galaxy Watch Active 2 llegará con una aplicación de ECG para realizar un electrocardiograma, una función que algunos esperaban ver integrada desde la primera generación. Al igual que la propuesta de Apple, permitiría compartir datos médicos con doctores especializados y detectar alteraciones en el ritmo cardiaco, esto último gracias a un medidor de pulsaciones que funciona en segundo plano.

Si la información anterior es correcta, Samsung requerirá la aprobación de diversas instituciones para activar el ECG. En los Estados Unidos, por ejemplo, sería con la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos, por sus siglas en inglés), mientras que en Europa debe contar con la autorización del Espacio Económico Europeo y la marca CE. Por lo tanto, es probable que esta función no esté disponible de lanzamiento.

Otra de las características tomadas de su principal competidor será, según el reporte, la detección de caídas. Su funcionamiento será muy similar al del Apple Watch Series 4: si los sensores del reloj detectan una caída, la pantalla mostrará opciones para llamar a los servicios de emergencia o descartar la alerta. Si el usuario no realiza ninguna acción, automáticamente se pondrá en contacto con los servicios mencionados.

Para finalizar, SamMobile anticipa que el Galaxy Watch Active 2 estará disponible en los mismos tamaños del Apple Watch Series 4: 40 y 44 milímetros. El diseño será muy parecido al de la generación actual. Eso sí, de momento se desconocen los precios y la fecha de disponibilidad, aunque algunos rumores mencionan que se presentará el 7 de agosto junto al Galaxy Note 10, una situación poco probable si tenemos en cuenta que el Galaxy Watch Active llegó apenas en marzo a diversos mercados.