El Galaxy Note 10 lleva ya unas semanas haciendo ruido, y ya habíamos visto las primeras interpretaciones del mismo. No había sido hasta ahora, cuando han trascendido unos renders de la propia Samsung con lo que parece definitivamente el diseño final del próximo gran smartphone strella de la marca coreana.

Se espera que el Galaxy Note 10 sea presentado en un evento particular en Nueva York, el próximo 7 de agosto. Parece confirmarse el diseño con pantalla perforada en su parte central y módulo de cámara trasero desplazado a un lateral, por primera vez en toda la línea Galaxy Note.

Galaxy Note 10, también iridiscente

Samsung Galaxy Note 10 render
Imagen: WinFuture

Las imágenes proceden, una vez más, del reputado Roland Quandt. El periodista alemán ya nos ha traído anteriormente otras muchas imágenes oficiales antes de las presentaciones de otros dispositivos tanto Samsung como de otras marcas. Entre ellos, las de los actuales Galaxy S10.

Las imágenes confirman, una vez más, el sistema de triple cámara trasero, que sería similar a lo que vemos en el Galaxy S10: un sensor principal, una cámara gran angular y un objetivo con telefoto con zoom.

De forma prácticamente simultánea –aunque ligeramente posterior– a la publicación de esas primeras imágenes, Ishan Agarwal ha publicado algunas otras, esta vez sin marca de agua de ningún tipo. En estas podemos ver el terminal de perfil y en un nuevo color, que recogería los tonos iridiscentes que viene utilizando Samsung en sus últimos terminales aunque con una presencia más colorida todavía.

Samsung Galaxy Note 10 en color arcoiris rainbow
Imagen: Ishan Agarwal

Según afirma Quandt, el Galaxy Note 10 llegará al menos en tres versiones, siendo probablemente una de ellas la que vimos en la última filtración: un Galaxy Note 10+ que llegaría como versión superior al modelo habitual y de referencia. Probablemente, una tercera versión sea la que reciba la conectividad 5G, de la misma forma que hemos visto con el Galaxy S10 5G.

Aunque esto no ha podido ser confirmado a través de estas imágnes, se espera que los Galaxy Note 10 sean los primeros terminales de gama alta de Samsung en abandonar el conector de auriculares de 3.5 milímetros.