La Comisión Europea ha anunciado este miércoles que abrirá una investigación formal antimonopolio contra Amazon tras darse la sospecha de que pudieran estar perjudicando a los comercios minoristas que venden a través de su plataforma. Mediante su posición de poder, la firma de Jeff Bezos podría estar haciendo uso de la información de la que dispone para orientar las compras de los usuarios hacia aquellos productos que gestiona directamente el gigante del retail en lugar de terceros.

Así lo ha explicado la comisaria europea de Competencia Margrethe Vestager

Los consumidores europeos están comprando cada vez más online. El comercio electrónico ha impulsado la competencia minorista y ha generado más opciones y mejores precios. Necesitamos garantizar que las grandes plataformas en línea no eliminen estos beneficios a través de comportamiento anticompetitivo. Por lo tanto, he decidido echar un vistazo de cerca a las prácticas comerciales de Amazon y su doble función como mercado y minorista, para evaluar su cumplimiento de las normas de competencia de la UE.

Datos sensibles

Según explica en una nota de prensa (en inglés) hoy la Comisión, la investigación contará con dos ramas de acción teniendo en cuenta el papel dual de Amazon como plataforma a la hora de vender productos. De esta forma, el órgano regular se enfocará en lo siguiente:

tps://hipertextual.com/2019/03/europa-multa-google-publicitarias-abusivas

  • Los acuerdos estándar entre Amazon y los vendedores del mercado, que permiten al negocio minorista de Amazon analizar y utilizar datos de terceros. En particular, la Comisión se centrará en si la venta de Amazon como vendedor minorista afecta la competencia y cómo lo hace.

  • El papel de los datos en la selección de los ganadores de la "Caja de compra" y el impacto del uso potencial de Amazon de la información de vendedores competitivos y sensibles del mercado en esa selección. La "Caja de compra" se muestra prominentemente en Amazon y permite a los clientes agregar artículos de un minorista específico directamente en sus carritos de compra. Posicionarse primeros en la "Caja de compra" parece ser clave para los vendedores del mercado, ya que una gran mayoría de las transacciones se realizan a través de ella.

La Comisión Europea lleva un tiempo posicionándose como la gran defensora del consumidor ante las grandes tecnológicas, con cuantiosas multas a empresas como Google y Asus o investigaciones como aquella que provocó que Apple tuviera que pagar más de 13.000 millones de euros.