La llegada de los videojuegos en streaming ha generado un nuevo debate en la industria: ¿las consolas desaparecerán más pronto de lo que creemos? Si bien los nuevos servicios no requieren de una consola tradicional para funcionar, compañías como Sony y Microsoft no creen que sea el fin de las mismas. Tras la presentación de Project Scarlett, Phil Spencer, principal responsable de la marca Xbox, sostuvo una entrevista con el portal Giant Bomb para hablar sobre el tema.

El ejecutivo afirmó: "No estamos planeando que Scarlett sea nuestra última consola". No obstante, también cree que una posible generación posterior debería dar un salto significativo para seguir atrayendo a los jugadores. Como ejemplo pone lo que significó lanzar la Xbox One X, pues fue su primer hardware en soportar juegos 4K. Esta resolución será el estándar en Scarlett y en la PlayStation 5, no obstante, ambas pueden alcanzar el 8K.

Añadió que tanto Sony como Microsoft van por buen camino para, cuando el llegue momento, conseguir ese salto importante. Eso sí, por ahora desconoce qué característica podría ser, ya que sus esfuerzos actuales están totalmente centrados a Project Scarlett; el futuro debe esperar.

¿Entonces los servicios de videojuegos en streaming no son un peligro para su hardware? Según Spencer, quizá eso no ocurra en el corto o mediano plazo, y aprovechó para compararlo con la música y vídeo en streaming: "Soy suscriptor de Spotify y Netflix, y no es como que el streaming haya provocado tener menos dispositivos a mi alrededor. De hecho, tengo más dispositivos a mi alrededor".

Él piensa que ambas propuestas pueden convivir en conjunto, y mucho dependerá del poder adquisitivo del mercado, pues no todas las personas tienen la posibilidad de comprar una consola. Por lo tanto, podrían coexistir como alternativas para diferentes públicos. "No me parece extraña la idea de tener un equipo dedicado en casa que corre los juegos muy bien, incluso si la mayor parte del tiempo los estoy disfrutando en streaming".

Spencer dice que todavía no saben lo que ocurrirá con Scarlett, mucho menos con una consola sucesora. Por ahora, según señala, sería muy pronto adelantar cuántos años durará la próxima generación, pues no saben que tecnología novedosa podría aparecer para motivarlos a lanzar un nuevo hardware. Scarlett llegará al mercado durante el último trimestre de 2020.