Aunque lleva tiempo dejándose ver por diferentes ferias internacionales de tecnología, Lenovo ha materializado por fin su proyecto híbrido entre altavoz y tablet. Ha juntado los dos productos, le ha otorgado a Google Assistant la batuta de interacción y el resultado es el Lenovo Smart Display.

El mercado de los altavoces inteligentes parece estar pasando por un momento dulce con los principales fabricantes presentando modelos en España, curiosamente en un breve espacio de tiempo. Si hace unas semanas fue Google con su Nest Hub, en breve lo hará Amazon con su Echo Show 5 y hoy le llega el turno a Lenovo.

Lenovo quiere posicionar este producto como el centro interactivo del hogar, con el que controlar todos los dispositivos compatibles del hogar (calefacción, televisor, aspirador). Pero no sólo eso sino que gracias a su pantalla de 8 o 10 pulgadas, también espera que el usuario pueda interactuar para hacer videoconferencias o ver recetas online mientras cocinamos.

Una de las diferencias entre el dispositivo de Lenovo y la competencia es la pantalla, integrando un panel Full HD táctil, que se complementa y amplía sus funciones con el altavoz de 10 vatios incorporados.

En cuanto a diseño, Lenovo Smart Display se puede colocar tanto en horizontal como en vertical y tiene una parte trasera en elegantes colores gris y bambú natural. Además, cuando no está en uso, la pantalla se duplica como un marco de fotografías.

Google Assistant como cerebro

Para convertir en inteligente el Lenovo Smart Display, la compañía china ha incorporado el asistente de voz de Google, capaz de realizar funciones como anunciar los eventos de la agenda, el tiempo que va a hacer o el mejor itinerario para llegar a un sitio.

Además, cuenta con el respaldo de la nueva plataforma de Qualcomm, Home Hub Platform, basada en el Qualcomm SDA 624 SoC que incorpora con CPU, GPU y DSP integradas.

El nuevo Lenovo Smart Display se pone a la venta hoy en los principales retailers en dos formatos: uno de 10 pulgadas con un PVPR de 239,99 euros y otro de 8 pulgadas por 179,99 euros.