– Jun 9, 2019, 9:00 (CET)

Kotlin, el lenguaje oficial de Android que quiere comerse a Java

Creado como alternativa a Java, Kotlin es un lenguaje de programación que Google ha colocado en primera línea para desarrollar Android en el futuro, en gran parte por sus disputas con Oracle, propietaria de Java. ¿Logrará esta relación de simbiosis que Kotlin desbanque a lenguajes tan populares como Java o JavaScript?

Del 4 al 6 de diciembre se celebra en Copenhagen, Dinamarca, la Kotlin Conf’19, la conferencia mundial de Kotlin que llega a su tercera edición. Según sus responsables, habrá más de 1.500 asistentes y más de 60 conferenciantes. La pregunta que seguramente te harás es, ¿qué es Kotlin?

Kotlin es un lenguaje de programación creado por JetBrains, una empresa de casi 1.000 empleados que desarrolla software, tiene su sede principal en la República Checa y destaca por sus entornos de desarrollo integrado o IDEs para SQL, Java, JavaScript, Python y otros lenguajes. Entre sus más destacados productos, sobresalen IntelliJ IDEA o DataGrip.

En 2011, JetBrains decidió crear su propio lenguaje de programación, Kotlin, compatible con la máquina virtual Java, compilable a JavaScript y cuyo mayor logro ha sido que Google lo haya incluido entre los lenguajes de programación oficiales de Android, lista en la que hasta ahora solo figuraban Java y C++.

Creado para el éxito

Anunciado en el verano de 2011 y publicado por primera vez en febrero de 2012, el lenguaje Kotlin está disponible para el público en forma de código fuente con licencia de software libre Apache 2, por lo que cualquiera puede usarlo a su antojo. Entre sus peculiaridades, se lleva bien con Java y JavaScript aunque tiene su propia sintaxis. Seguramente por ello, Google decidiera darle soporte en su set de desarrollo Android Studio 3.0 en octubre de 2017.

Y desde mayo de 2019, es el lenguaje de referencia de Google para el desarrollo de apps. Es más, Google y JetBrains crearon la Kotlin Foundation para desarrollar este lenguaje mano a mano. Y en la propia página de Android para desarrolladores, hay un apartado destacado donde consultar documentación y recursos sobre Kotlin. Así que la cosa va en serio. ¿El principal motivo? Que Android deje de depender de Java.

Para quienes no conozcan todavía Kotlin, pueden echar un vistazo a su completo catálogo de documentación, donde, entre otras cosas, encontrarán tutoriales, manuales, libros de referencia, cursos en línea y accesos directos a la comunidad de Kotlin en forma de foro y canal de Slack. Incluso puedes consultar ejemplos de código y jugar con Kotlin desde su intérprete en línea basado en la máquina virtual de Java.

Kotlin tiene un largo camino por delante si quiere ganar terreno a Java, uno de los principales lenguajes de programación junto con C, C++ y Python. Por el momento, ofrece todas las facilidades posibles para dar el salto a Kotlin desde el desarrollo con Java. Con todo, si echamos un vistazo a los índices de popularidad como el de TIOBE, nos encontramos con que a mayo de 2019, Kotlin se encuentra en el puesto 39.

Sea buena o mala esa cifra, según datos de JetBrains y de la propia Google, Kotlin se emplea en desarrollos importantes, como Amazon Web Services, Pinterest, Netflix, Trello, Flipboard o Prezi, entre otros nombres. Y junto al apoyo de Google con Android, otro de los grandes apoyos a Kotlin está en Corda, un proyecto blockchain que tiene detrás a grandes bancos de todo el mundo.

Oracle contra Google

El tiempo dirá si la elección de Google ha sido buena. La necesidad de abandonar la dependencia de Java para desarrollar Android estaba ahí desde hace tiempo, 2012 para ser exactos, y Kotlin ha surgido como una alternativa compatible con Java pero que pretende hacerle sombra desde su sencillez, versatilidad y compatibilidad con los lenguajes, librerías y estándares de los que depende actualmente Android y sus aplicaciones.

Y todo ello en colaboración con JetBrain, una empresa que, a priori, no debería ser ningún problema para Google si la comparamos con la gigante Oracle, propietaria de Java. No olvidemos que en 2012 Oracle denunció a Google por infringir sus patentes sobre Java y el proceso sigue en curso tras varias sentencias y ramificaciones del caso que ha llegado hasta la Corte Suprema de los Estados Unidos.

Otros lenguajes de Google

No es la primera vez que Google se interesa por trabajar con nuevos lenguajes de programación. Puede que Kotlin sea su último gran proyecto y al que le va a dedicar más recursos por lo mucho que se juega con Android, uno de sus pilares y a través del cual difunde sus demás productos en dispositivos de decenas de fabricantes: teléfonos, tablets, televisores inteligentes, relojes inteligentes…

Dos han sido sus incursiones más recientes. En 2009, Google anunció Go, un lenguaje de programación basado en C que fue nombrado “Lenguaje del año” por el índice TIOBE. En la actualidad, se sitúa en el puesto 19 de este índice a mayo de 2019. Las buenas críticas dicen que es un lenguaje rápido y fácil de aprender, así como simple, fiable y eficiente. Entre los desarrollos más populares que emplean Go destaca la plataforma de desarrollo y empaquetado de software Docker.

Curiosamente, solo dos años después, en 2011, Google lanzó otro lenguaje de programación, Dart, cuyo enfoque se centró en el desarrollo web, aplicaciones móviles y servidor y dispositivos IoT. Muchos lo han comparado con JavaScript. Volviendo al índice TIOBE, Dart se encuentra en el puesto 29, a distancia del puesto 7 de JavaScript. Originalmente, Google quiso implementar su propia máquina virtual Dart en Google Chrome para sustituir a JavaScript, pero las críticas hicieron que ese proyecto quedase apartado.

¿Acabará Kotlin en el rincón junto con Go y Dart o se convertirá en el lenguaje de referencia que es hoy en día Java gracias al impulso de Google y Android?