Parece que la guerra comercial entre China y Estados Unidos no está causando suficiente revuelo en el ejecutivo norteamericano. Tanto que los Estados Unidos han enviado una suerte de advertencia a España, Francia y al resto de países europeos en los que se está barajando la implantación de la 'tasa Google', el nuevo impuesto con el que se quiere gravar a las grandes tecnológicas y que sin duda, de imponerse, tendrá un gran impacto en sus cuentas, la mayoría de ellas norteamericanas.

De cara a la próxima cumbre del G20, y tal como apuntan en El Mundo, los Estados Unidos apuntan a que su presidente reaccionará con especial dureza si "Francia, España y otros países europeos insisten en sus actuales planes de crear unilateralmente la llamada tasa Google", a lo que ejecutivo de Sánchez, según fuentes del mismo medio, alude a que mantienen el plan actual para la implantación del nuevo impuesto, y por tanto, para gravar la actividad de las grandes tecnológicas, entre las que destacan las norteamericanas Google, Facebook, Apple o Amazon. .

Según el diario español, todo el asunto procede de una comparecencia de Robert Lighthizer, representante de Comercio de Estados Unidos y principal asesor, negociador y portavoz de Trump en el área de Comercio. El representante aseguró que "el presidente Trump responderá con mucha dureza" contra los países europeos que insistan en aplicar esa presión fiscal, puesto que considera que "penaliza de forma discriminatoria a las empresas americanas".

No está muy claro cuál serán las decisiones de la casa blanca si efectivamente se implantan la 'tasa Google', si un aumento de aranceles para la Unión Europea, pero es poco probable que se llegue a los extremos a los que ha enfrentado a China y a Estados Unidos, cuya principal afectada ha sido la compañía Huawei.