Uber, Boeing o Airbus son algunas de las empresas que se han interesado de manera reciente por los taxis voladores, una opción más sostenible y rápida de desplazarse entre dos puntos con un servicio bajo demanda como el que algunas de estas empresas ya ofrecen con vehículos. Ahora se suma a la carrera Lilium, una startup alemana que ha completado con éxito la primera prueba de despegue del Lilium Jet.

Esta ha consistido en apenas unos segundos de vuelo en vertical dirigido de manera remota, sin piloto ni pasajeros, pero es un primer paso de cara al refinamiento del modelo, con el que Lilium quiere empezar a realizar desplazamientos puntuales dentro de unos años e implantar su modelo a gran escala de manera definitiva en 2025. El responsable de la prueba ha destacado que la aeronave se ha comportado "exactamente como se esperaba" y que a partir de ahora irán añadiendo complejidad a las maniobras de cara al "gran objetivo de lograr el vuelo de transición, que es cuando la aeronave se mueve sin problemas desde el vuelo vertical al horizontal".

300 kilómetros

El Lilium Jet es, en realidad, la evolución de un concepto más modesto que la compañía ya mostró en 2017, y cuenta como principal particularidad con el hecho de que en su interior hay espacio para hasta cinco personas –el piloto y otras cuatro–. Este es uno de los factores que ha destacado Daniel Wiegand, cofundador y CEO de la empresa, tras el vuelo inicial:

Pasar de dos a cinco asientos siempre ha sido nuestra ambición, ya que nos permite abrir el cielo a muchos más viajeros. Ya sea con amigos o familias que vuelan juntos o viajeros de negocios compartiendo un viaje a la ciudad, tener cinco asientos ofrece una economía de escala que no se puede lograr con dos.

A esto se le suman otras dos características clave con las que quieren asegurar el éxito del Lilium Jet. Por un lado, el taxi volador será capaz de recorrer una distancia de hasta 300 kilómetros sin necesidad de ninguna recarga, sensiblemente mayor a los rangos que habíamos visto bosquejados hasta ahora por compañías del sector; por otro, su velocidad punta será de 300 kilómetros por hora, lo cual hará que sea extremadamente efectivo para cubrir largas distancias en entornos urbanos o iterurbanos en poco tiempo.

En su manejo y control intervienen los protagonistas de esta aeronave: 36 motores capaces de cambiar de posición para el momento del despegue y el aterrizaje, así como 12 flaps para la dirección durante el vuelo. Los taxis serán contratarles mediante una aplicación y en su página web ya se pueden encontrar ejemplos de hasta dónde se podrá uno desplazar y en cuánto tiempo en algunas de las principales ciudades del mundo.

👇 Más en Hipertextual