En una sorpresiva escalada en la tensión entre Huawei y Estados Unidos, durante el día de ayer pudimos conocer que Google dejaría de prestar servicio a la tecnológica asiática en lo referente a su software, lo que en la práctica supone no suministrar la versión de Android firmada por la empresa de Mountain View, así como el acceso a parches de seguridad y otros servicios de la compañía.

Un golpe de efecto de tales dimensiones con tantas posibles implicaciones no puede llegar sin explicaciones al respecto y, aunque son muchos los interrogantes que restan aún por aclarar, tanto Google como Huawei han realizado sendas y breves declaraciones al respecto. Por un lado, la empresa californiana ofrecía algo de calma para los existentes usuarios de sus terminales a través de un tweet en su perfil de Android:

Para las preguntas de los usuarios de Huawei con respecto a nuestros pasos para cumplir con las acciones recientes del gobierno de Estados Unidos: Le aseguramos que, mientras cumplimos con todos los requisitos del gobierno de EE. UU., Los servicios como Google Play y seguridad de Google Play Protect seguirán funcionando en su dispositivo Huawei existente.

https://hipertextual.com/2019/05/google-suspende-sus-negocios-con-huawei-incluyendo-acceso-play-store-partes-android

¿Calma? en la tempestad

Este era uno de los derivados que más obvio parecía tras la información conocida el domingo, puesto que las medidas se entendían como aplicables únicamente a los futuros terminales de la marca. Supondrá, eso sí, perder la posibilidad de actualizaciones y otros servicios adicionales de Google en los teléfonos de Huawei para quienes tienen uno de ellos en propiedad a día de hoy.

https://hipertextual.com/2019/05/intel-qualcomm-bloqueo-huawei

Huawei también habría confirmado a Reuters que seguirá ofreciendo soporte técnico y actualizaciones de seguridad tanto para sus dispositivos propietarios como para los de su marca subsidiaria Honor. La situación, no obstante, se plantea penosa para una Huawei hacia la que se adivina un efecto generalizado entre compañías del sector en lo que a los tratos comerciales con la empresa se refiere.